La embajadora de Marruecos en Madrid, Karima Benyaich, ha acusado este jueves a la ministra de Asuntos Exteriores española, Arancha González Laya, de realizar declaraciones "inapropiadas" y presentar "hechos erróneos" en la actual crisis política, en la que estaría en juego el "respeto mutuo" entre los dos países vecinos.

Benyaich, a la que Rabat llamó a consultas como represalia por la acogida en España del secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha cargado directamente contra Laya por sus declaraciones públicas, que ha considerado fruto de "la agitación y el nerviosismo", según una declaración a la prensa recogida por la agencia oficial MAP.

La embajadora ha considerado que la crisis "ha desvelado las verdaderas intenciones implícitas y motivaciones de ciertos círculos en España, que persisten en querer dañar a los intereses superiores del Reino (de Marruecos) desde la recuperación del Sahara marroquí en 1975".

En este sentido, se ha preguntado si las declaraciones de Laya --que la agencia oficial no específica-- se deben a un "desacierto" o hay un trasfondo contrario a la "integridad territorial" de Marruecos, una causa que Benyaich ha calificado de "sagrada".

Para la embajadora, el papel desempeñado por la jefa de la diplomacia española pone en cuestión "el respeto mutuo y la confianza" entre España y Marruecos. Así, cree que, aunque el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya hecho referencia a dichos conceptos en los últimos días, "están lamentablemente en el aire hoy en día". "Marruecos toma nota y actuará en consecuencia", ha advertido Benyaich en su mensaje.