La Policía ha bloqueado la marcha no comunicada para pedir la libertad del rapero Pablo Hasel en el centro de Madrid. Centenares de jóvenes se han concentrado pacíficamente en las inmediaciones de Atocha sin poder avanzar, pero cantando soflamas en defensa del rapero, que ingresó en prisión en febrero por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y las instituciones.

La marcha, que no ha sido comunicada a la Delegación del Gobierno, ha comenzado a las 19.15 horas en la plaza de Carlos V de Madrid. Al grito de 'Libertad Pablo Hasel', los manifestantes han intentado tomar la calzada del paseo del Prado con dirección a Cibeles, pero la Policía Nacional les ha cortado el paso.

Pasadas las 20.00 horas y tras la lectura de un manifiesto, ante el bloqueo policial, los manifestantes se han dispersado por las calles aledañas a Atocha sin que se hayan registrado incidentes violentos.

La pancarta de cabecera de la protesta, convocada entre otros colectivos por Movimiento Antirrepresivo de Madrid, reza: "Por nuestros derechos. Amnistía Total. Libertad Pablo Hasel".

El manifiesto de la manifestación tacha el encarcelamiento del rapero de "ataque a la libertad de expresión" y censura la "criminalización de la protesta" que, a su juicio, se ha producido con las concentraciones que siguieron a la entrada en prisión de Hasel.

La protesta se realiza un mes después de que Hasél ingresara en prisión el pasado 16 de febrero tras ser detenido en la Universidad de Lleida para cumplir una condena de nueve meses de cárcel por enaltecimiento del terrorismo.

El encarcelamiento de Hasel desencadenó en varias ciudades, como Barcelona, Madrid o Valencia, una serie de protestas con altercados violentos, decenas de heridos -muchos de ellos policías- y de detenidos, algunos de ellos menores. En la capital, los manifestantes violentos causaron importantes destrozos en el centro de la capital, tanto en las calles como en los establecimientos de la zona.