Madrid

Ángel Garrido, un ingeniero formado en el Ayuntamiento de Madrid que aguantó los ataques de los gallardonianos

Tuvo una alianza coyuntural con Aguirre y pasó a formar parte del pequeño grupo que aupó a Cifuentes al poder cuando la presidenta popular abandonó el partido

Cristina Cifuentes, acompañada del portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, y el portavoz del PP en la Asamblea, Enrique Ossorio.
Cristina Cifuentes, acompañada del portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, y el portavoz del PP en la Asamblea, Enrique Ossorio. EFE

La portavoz de Podemos Lorena Ruiz-Huerta dijo en el debate sobre el máster de Cristina Cifuentes dos nombres como posibles sucesores de la presidenta: Ángel Garrido y Pedro Rollán. No le falta razón. Son los dos hombres con más proyección del Gobierno de la presidenta del PP de Madrid.

Ángel Garrido comenzó a trabajar en política como concejal de Pinto, una localidad en la que el PP llegó a gobernar hace algunos años por culpa de un estrafalario caso de corrupción en el que se mezclaban PSOE e IU.

Garrido pertenecía a los jóvenes de Nuevas Generaciones, pero nunca estuvo en sus primeros años entre los que ascendían. Fue concejal del Ayuntamiento de Madrid en varios distritos difíciles para el PP como eran Vallecas Villa, Latina, Usera, aunque también pasó por los nobles Chamberí y Retiro.

Perteneció a ese grupo de ediles que trabajaron con Álvarez del Manzano y que cuando llegó a la alcaldía Alberto Ruiz Gallardón fueron tildados de ‘fachillas’, ‘casposos’ o términos similares.

Lo único que había hecho este grupo de ediles era seguir las directrices de su partido y ser leal a su alcalde José María Álvarez del Manzano. Ese fue su pecado.

Garrido, como otros muchos ediles, huérfanos de apoyo se subieron entonces al carro de Esperanza Aguirre más por necesidad que por convicción.

Luego sería rescatado como presidente del Pleno municipal un puesto creado por el alcalde Gallardón tras su llegada a la alcaldía.

La pelea con Manuel Cobo, especialmente en el asunto por el control de Caja Madrid, fue especialmente dura y a veces incluso violenta.

Se ha ocupado de asuntos tan duros como el Canal de Isabel II donde su Gobierno envió al fiscal las graves irregularidades que encontraron al llegar a la Puerta del Sol

Cuando Cristina Cifuentes montó banderín de reenganche se apuntó y no le ha ido mal. Pertenece a su núcleo duro y es su número dos de facto, aunque no es vicepresidente formal. Se ha ocupado de asuntos tan duros como el Canal de Isabel II donde su Gobierno envió al fiscal las graves irregularidades que encontraron al llegar a la Puerta del Sol. Ese procedimiento judicial ha terminado con Ignacio González en la cárcel.

Su biografía oficial dice que nació en Madrid en 1964, es Ingeniero de Minas por la Politécnica y no tiene ningún máster.

Desde 2015 es diputado de la Asamblea de Madrid y Secretario General del Partido Popular de la Comunidad de Madrid y miembro del Comité Ejecutivo del Partido Popular. Hace algunos años sonó con candidato del PP al Ayuntamiento de Las Rozas, pero finalmente se decidió por el apoyo a Cristina Cifuentes de quien se ha convertido en su mano derecha.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba