La sanidad pública madrileña comenzará este lunes a realizar test de antígenos a trabajadores en las grandes estaciones de tren. En esta estrategia, la Consejería de Sanidad aportará el material y la plataforma para comunicar los resultados y ADIF, el recinto en las estaciones.

La Comunidad de Madrid y el gestor de infraestructuras ferroviarias han informado de que las pruebas se harán a los trabajadores en la estación de tren Madrid-Puerta de Atocha y, a partir del martes, en la estación Chamartín-Clara Campoamor en una primera fase, hasta el 15 de marzo, en la que se prevé llevar a cabo mil test por semana entre ambos espacios.

La Consejería de Sanidad aportará los test y el sistema informático para la comunicación de los resultados, así como el seguimiento de los casos positivos desde el centro de salud de referencia de los afectados.

El local cedido por Adif en Puerta de Atocha se encuentra en el pasillo comercial de Méndez Álvaro.

La Fundación CEOE y CEIM coordinarán el dispositivo, en el que la empresa Siemens dispondrá los recursos para la contratación del personal sanitario y administrativo, y ADIF cederá los espacios de las estaciones en las que se pondrá en marcha.

Dónde se hacen los test de antígenos

El local cedido por Adif en Puerta de Atocha se encuentra en el pasillo comercial de Méndez Álvaro y cuenta con una superficie de 60 metros cuadrados, y el local cedido en la estación de Chamartín Clara Campoamor, en el vestíbulo, dispone de 90 metros cuadrados.