Primera toma de contacto entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en la cumbre de la OTAN. Ha sido antes del almuerzo, apresuradamente y a lo largo de varias decenas de metros antes de volver a separarse. Sánchez se ha dirigido al alto mandatario estadounidense, que ha dirigido unas leves palabras al presidente español. No hay constancia por el momento de que ambos dirigentes vuelvan a reunirse a lo largo del día.

El contacto se ha producido tras la fotografía de familia de los líderes aliados, instante en el que Sánchez se ha acercado a saludar a Biden como han podido captar las cámaras. En ese momento, todos los líderes se dirigían a la sala donde se produce a esta hora la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN. Sánchez tiene previstos al menos cuatro encuentros informales aprovechando su asistencia este lunes a la cumbre de líderes de la OTAN, incluida la primera toma de contacto Biden.

Fuentes de Moncloa han detallado que el encuentro ha sido pactado por sus respectivos equipos: "Entre otras cosas, se había acordado que su saludo fuera captado por las cámaras como prueba de la excelente relación que existe entre ambos países", explican. "Sobre los temas que hayan apuntado en esta conversación y más novedades para España en la Cumbre, debemos esperar a que el presidente Sánchez y el resto de líderes concluyan la reunión a puerta cerrada del Consejo Atlántico".

Éste ha sido el primer contacto entre ambos, ya que Sánchez aún no ha hablado por teléfono con Biden, que llegó a la Casa Blanca el pasado 20 de enero, y ni siquiera hubo un primer contacto después de su victoria frente a Donald Trump en las elecciones del pasado noviembre. Así que el saludo de hoy se ha producido pasados siete meses de los comicios en EEUU.

El encuentro entre ambos dirigentes que se esperaba para hoy no ha aparecido finalmente en agenda alguna y ha quedado reducido a un leve intercambio informal.

El hecho de que no esté programada una reunión en la agenda de Biden sugiere que el encuentro se parecerá mucho al que José Luis Rodríguez Zapatero y Barack Obama protagonizaron también en una cumbre de la OTAN en 2009, en aquella ocasión en un castillo de Praga.

Aquel encuentro informal fue de pie en un pasillo de la sede en la que se celebró el cónclave aliado, aunque la diplomacia española colocó detrás unas banderas de ambos países para darle más solemnidad al apretón de manos y las breves palabras que ambos tuvieron delante de los periodistas.

Desde Moncloa se aseguró que el encuentro de Sánchez con Biden se produciría "en el contexto de la cumbre", aunque sin horario fijado. El Ejecutivo destacaba la relevancia del encuentro porque el interés para que los dos presidentes puedan conocerse es "recíproco".

El Gobierno de Pedro Sánchez se ha apuntado un tanto diplomático de peso con la nueva administración norteamericana de Joe Biden. Una petición expresa que la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, cursó a La Moncloa a través de la embajada española en Washington ha facilitado el encuentro que Sánchez y Biden mantendrán el lunes en la cumbre de la OTAN. Según ha sabido Vozpópuli, Harris solicitó a España su implicación en un evento solidario de recaudación de fondos para atender a migrantes centroamericanos que se celebró en Costa Rica durante la reciente gira del presidente del Gobierno por Iberoamérica.

Encuentro con Boris Johnson

Con quien sí se ha visto las caras Sánchez ha sido con el primer ministro británico, Boris Johnson. Según ha explicado el propio Sánchez en su Twitter, el encuentro ha servido para abordar "la necesidad de seguir reforzando las relaciones bilaterales, profundizando en áreas como seguridad y defensa, e impulsar el acuerdo entre España y Reino Unido en lo relativo a Gibraltar".

Sánchez se ha referido con ello al principio de acuerdo sellado entre los dos países el pasado 31 de diciembre y que sentará las bases para la negociación del acuerdo entre Reino Unido y la UE sobre Gibraltar, en virtud del cual el Peñón pasará a formar parte del espacio Schengen y se suprimirá la Verja.

Fuentes de Moncloa han precisado que el encuentro ha transcurrido "en un clima de cordialidad y conscientes de la importancia de las relaciones" en todos los ámbitos entre los dos países, que mantienen una "relación histórica privilegiada", y del "interés compartido en profundizar en áreas como la seguridad y la defensa.

Sánchez y Johnson también han hablado de la lucha contra la pandemia de la COVID-19 y los avances en la vacunación, han precisado las fuentes, sin aclarar si los dos mandatarios han hablado de las restricciones de viaje impuestas en la actualidad.

El Gobierno británico mantuvo la semana pasada a toda España como país ámbar dentro de su semáforo epidemiológico, lo que implica que seguirá desaconsejando los viajes no esenciales a territorio español y exigiendo cuarentena a quienes finalmente opten por viajar.

Desde el Ejecutivo se ha venido reclamando a Londres que tenga en cuenta las circunstancias epidemiológicas distintas de determinadas comunidades autónomas, como Baleares o Canarias, dos de los principales destinos turísticos de los británicos y donde la incidencia es muy baja.