El juzgado de instrucción número 1 de Ávila ha admitido a trámite una querella contra la Escuela Nacional de Policía de Ávila por presuntos delitos de falsedad documental, prevaricación administrativa y coacciones, según informa este martes el diario 'El País'.

La querella fue interpuesta por un profesor  del centro que denunció la falsificación de las notas para alumnos suspensos. Según el querellante, el jefe de departamento instó a varios profesores a aprobar a todos los alumnos que hubieran sacado más de un 4 de nota.

De forma similar, el profesor, con seis años de antigüedad en el centro, también denunció presiones similares por parte del director del centro, animando a los docentes a que subieran las calificaciones hasta el aprobado.

Expediente disciplinario

Finalmente, en el mes de octubre se abrió un expediente disciplinario al profesor negarse supuestamente a registrar las notas de sus alumnos, según relata el citado medio.

El comisario jefe de estudios y el inspector jefe responsable del departamento de ciencias jurídicas del centro han sido citados como querellados.