La Guardia Urbana de Badalona ha denunciado a un futbolista del primer equipo del Olympique de Marsella por organizar una fiesta ilegal en una vivienda de la localidad, en la que participaron una treintena de personas, todas ellas sancionadas por saltarse las restricciones de la covid.

Tal como han informado a Efe fuentes municipales, la policía local acudió durante la noche de este domingo a una casa de la urbanización Mas Ram, de uso turístico, después de que varios vecinos se quejaran del ruido pasado el horario del toque de queda.

Al llegar, los inquilinos se negaron a abrir la puerta a la policía, por lo que los agentes tuvieron que esperar hasta recibir la autorización del propietario del inmueble.

Según fuentes policiales, una vez en el interior, la Guardia Urbana denunció a 33 personas por incumplir la normativa sanitaria de la covid-19, entre ellos un jugador del Marsella, y a los tres organizadores -entre los que figura otro futbolista del mismo equipo- también por un delito de desobediencia grave a agentes de la autoridad.

Desde la pasada semana, la policía local ha desmantelado un total de nueve fiestas privadas ilegales en Badalona.