La Fiscalía de Baleares sostiene que el Govern carece de competencias para prolongar la vigencia del toque de queda una vez decaiga el próximo domingo el estado de alarma y considera también que no puede limitar el número de personas que se reúnen en domicilios privados.

El fiscal superior, Bartomeu Barceló, ha informado en este sentido al Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB), al que el Govern ha solicitado autorización para prolongar las medidas restrictivas de prevención de la covid-19 amparadas en el estado de alarma que aprobó hasta el 9 de mayo el Congreso.

Libertades fundamentales

El TSJIB tiene tres días para responder a la petición del Govern, que alude a restricciones que afectan a libertades fundamentales como los derechos de movimiento y reunión.