El PSOE está siendo duramente golpeado en las comunidades autónomas. Tras la gestión de la pandemia del Gobierno de Pedro Sánchez, así como la última polémica por los indultos, y tras la victoria de Isabel Díaz a Ayuso en Madrid relegando a Ángel Gabilondo a tercera fuerza, las encuestas siguen mostrando una caída considerable de los socialistas.

Los dos últimos sondeos de NC Report para 'La Razón', indican que tanto en Castilla-La Mancha como en Andalucía, serían los 'populares' los que podrían gobernar tras unas eventuales elecciones autonómicas.

En la primera, su presidente, Emiliano García-Page, se ha mostrado crítico en varias ocasiones con la gestión del Ejecutivo de coalición, así como con los indultos a los líderes independentistas condenados por sedición. Sin embargo, aunque quedaría como primera fuerza en Castilla-La Mancha, el PP tendría más fácil gobernar.

El resultado entre los socialistas y el partido liderado en la región por Paco Núñez sería muy ajustado, con el PSOE cosechando el 38,5% de los votos y 15 escaños, los mismos diputados que el PP, aunque este se haría con el 38,3% de los votos.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, conversa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, conversa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Isabel Infantes (Europa Press).

A pesar de que los 'populares' quedarían como segunda fuerza, Podemos volvería a quedarse fuera del Parlamento autonómico, pero Vox lograría tres escaños y el 12% de los sufragios. Por lo tanto, PP y Vox podrían arrebatarle el Ejecutivo regional a Page con un total de 33 escaños -la mayoría absoluta está establecida en 17-.

Por su parte, Ciudadanos, a la par que ha ocurrido en Madrid, desaparecería de la Cámara, perdiendo los cuatro escaños que logró en 2019.

Encuesta elecciones en Andalucía

Por otro lado, en Andalucía ocurriría algo similar, aunque Juanma Moreno Bonilla sería quien saldría victorioso de unos comicios. Pese al también resultado ajustado, el PP se haría con entre 39 y 41 escaños, mientras que el PSOE ganaría entre 38 y 39.

Los 'populares' lograría el 31,8% de los votos y el PSOE el 30,3%. Esto supone que, como ambas fuerzas se pisan los talones, hay que tener en cuenta al resto de fuerzas.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, volvería a gobernar, según la última encuesta.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Europa Press.

El PP lograría la mayoría con la cifra más baja de su horquilla de votos. Con el apoyo de Vox, que se haría con entre 16 y 17 escaños, lograría los 55 necesarios para gobernar. Además, superaría este número con los entre dos y cuatro diputados de Ciudadanos.

Los 'naranjas' sufrirían otra debacle. Aunque no desaparecerían del Parlamento andaluz, perderían mínimo 17 escaños desde 2018.

Por su parte, los socialistas se quedarían con, tal solo, el apoyo de Unidas Podemos, que lograría entre 10 y 11 escaños. En total, ambas formaciones se harían con 50 escaños teniendo el cuenta el dato más elevado de la horquilla de sufragios que le otorga la encuesta. Adelante Andalucía desaparecería de la Cámara tras la salida de Teresa Rodríguez.