Un 7,2% de los votantes del PSOE en las elecciones generales de 2019 apoyarían hoy en día al PP si se celebrasen unos comicios. Así lo indica la encuesta realizada por DYM que este martes publica 20minutos. Ese porcentaje quiere decir que casi medio millón de personas (489.038, en concreto) cambiaran a Pedro Sánchez por Pablo Casado, que podría ser elegido nuevo presidente del Gobierno con el único apoyo de Vox.

Pero del partido que más votos recibe el PP no es el PSOE, sería de Ciudadanos. Los populares obtendrían el 33,8% de los votos que tuvo Albert Rivera en los comicios del 10-N de 2019. Esto es, 557.807 de los votantes de Cs en dichas elecciones darían su apoyo a Pablo Casado. Esto implica que el PP conseguiría más de un millón de votos del PSOE y de Ciudadanos.

Y es que la formación liderada por Pablo Casado ganaría con claridad los comicios: lograría el 28,1% de los votos y entre 121 y 126 diputados. Eso implicaría un ascenso de 7,1 puntos y entre 32 y 37 escaños más que los logrados por el propio Casado en noviembre de 2019. Esos números, sumados a los que obtendría Vox (entre 53 y 57 escaños gracias al 16% del apoyo electoral), permitirían a Casado, en las horquillas más optimistas ser el nuevo presidente del Ejecutivo. Incluso, con lo votos a favor de Ciudadanos (que se quedaría en dos o tres diputados con un 3,4%) podría ser el nuevo líder del Ejecutivo aunque PP y Vox no sumasen mayoría.

El PSOE podría bajar de los cien diputados

De darse estos resultados, el gran perdedor sería el PSOE de Pedro Sánchez, ya que perdería el título de partido más votado, podría bajar de los cien escaños y dejaría de estar en el Gobierno. En concreto, los socialistas obtendrían el apoyo del 24,5% (el 10-N lograron el 28,3% de los votos) para un total de entre 99 y 103 escaños (frente a los 120 con los que cuentan ahora).

Sánchez estudia 'compensar' los indultos del 1-O con una penalización de los referéndums
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del proyecto España 2050. EFE

También recibiría un duro varapalo electoral Unidas Podemos, que bajaría de los 35 a los entre 20 y 22 diputados con un apoyo del 9,3% del electorado (en los pasados comicios lograron el 13% de los votos).

Quien sí subiría en la izquierda, aunque sería de manera testimonial, sería Más País. La formación liderada por Íñigo Errejón, que con su marca Más País y encabezada por Mónica García consiguió superar al PSOE de Ángel Gabilondo el pasado 4-M, podría conseguir entre cuatro y seis escaños gracias al 5% de los votos (ahora tienen tres escaños, si le sumamos el de Compromís, con un 2,4% de apoyos).