Agentes de la Guardia Civil han encontrado este lunes en la localidad de Izco el cuerpo sin vida de un peregrino brasileño que se encontraba desaparecido desde el pasado sábado mientras hacía el Camino de Santiago.

Miembros del Grupo de Guías Caninos de la Policía Foral, de la Brigada de Protección Medioambiental y de la Comisaría de Sangüesa han participado en el dispositivo de búsqueda del peregrino junto con el Instituto Armado.

Finalmente su cuerpo ha sido encontrado esta mañana por miembros de Guardia Civil, quienes se hacen cargo de la investigación de las causas de la muerte.