Caso Palau

Dos empresas que Millet usó para presuntas mordidas niegan haber realizado facturas al Palau

Dos empresas que Millet usó para presuntas mordidas niegan haber realizado facturas al Palau
Dos empresas que Millet usó para presuntas mordidas niegan haber realizado facturas al Palau

Los representantes de dos empresas que el Palau de la Música utilizó presuntamente para justificar con facturas falsas ante Hacienda supuestas mordidas a CDC han negado este viernes haber facturado a la institución cultural e incluso uno de ellos ha alegado que nunca trabajó para la entidad.

En la novena sesión del juicio por el expolio del Palau han comparecido como testigos los representantes legales de Horencat SL -que cerró en 2004- y CBM 10 SL, a cuyo nombre iban algunas de las facturas que el Palau entregó a Hacienda entre los años 2007 y 2008 para justificar los reintegros en efectivo con los que hacían llegar a CDC las supuestas comisiones de Ferrovial.

La exdirectora financiera del Palau Gemma Montull confesó el pasado 8 de marzo, en su declaración como acusada ante el tribunal, que a raíz de la inspección de Hacienda a la entidad cultural por los importantes reintegros en efectivo, el saqueador confeso Fèlix Millet llamó a CDC y les dijo: "tenemos un problema, dadme una solución".

Según el relato de Gemma Montull, tras la llamada de Millet a CDC, el exnúmero 2 de la entidad Jordi Montull la llamó y le entregó unas facturas falsas a nombre de dos proveedoras -CBM 10 SL y Horencat SL- que le dijo que le había dado el entonces tesorero de CDC Daniel Osácar -también acusado- para que las utilizaran para burlar a Hacienda.

Ante el tribunal, Jaime Lendínez Gutiérrez, que fue gerente y legal representante de Horencat SL hasta que la compañía cerró por quiebra voluntaria en 2004, ha asegurado que nunca facturaron directamente al Palau, aunque sí lo hicieron para Ferrovial, ya que esta empresa las subcontrató para las obras de reforma del edificio modernista que tenía adjudicadas.

El fiscal le ha mostrado entonces al testigo una factura de 78.500 euros emitida por Horencat en octubre de 2003, y que el Palau entregó a Hacienda para justificar los reintegros en efectivo, ante lo que ha asegurado que no fue expedida por su empresa, ya que no tiene ni el membrete ni el número de registro mercantil ni el formato de su sociedad.

Por su parte, la testigo Claudia Valcells, que entre 1998 y 2000 estuvo empleada en CBM 10 SL, empresa dedicada a la decoración de interiores, ha afirmado que nunca trabajaron para el Palau de la Música, aunque sí ha admitido que conocía al extesorero de CDC Daniel Osácar porque coincidió profesionalmente "muchos años" con su padre, que era el dueño de la empresa Natursystem.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba