España

La droga del 'gas de la risa' vuelve a las zonas de sol y playa

Popularmente vendida en la isla de Ibiza, la Policía Nacional detuvo recientemente al dueño de un bar en Málaga que comercializaba esta sustancia. Los globos inundan los paseos marítimos más turísticos

Globos y ampollas del 'gas de la risa' decomisados por la Policía Nacional.
Globos y ampollas del 'gas de la risa' decomisados por la Policía Nacional. EFE

Madrugada del viernes 3 de agosto. Paseo marítimo de Fuengirola, Málaga. Un grupo de jóvenes extranjeros no paran de reír mientras pasean bajo la noche de la Costa del Sol. De vez en cuando se llevan un globo a la boca. Entonces, la risa se intensifica.

Este hecho puso en alerta a la Policía Nacional la semana pasada. Lo que los jóvenes inhalaban era óxido nitroso, popularmente conocido como ‘gas de la risa’. Pero, si los chicos estaban tomándolo, significaba que alguien los vendía.

Los agentes detuvieron en la localidad malagueña al responsable de un bar de copas, un hombre de 63 años y nacionalidad española, por vender globos con este gas a cuatro euros. En el interior del negocio, los agentes se incautaron de un sifón dosificador, ocho cápsulas de gas nitroso y más de 1.000 globos.

La venta del óxido nitroso para uso recreativo no era normal, hasta ahora, en la costa del sur de España

A los poicías les llamó la atención la venta del óxido nitroso. No es normal su presencia en la costa del sur de España, El ‘gas de la risa’ se popularizó hace unos años en Ibiza, la capital mundial del turismo de discoteca. Cientos de jóvenes europeos ‘consumían’ estos globos de manera impune.

Fuentes policiales han indicado a Vozpópuli que el lugar con más puntos de venta de este gas es el municipio ibicenco de San Antoni. En la zona del puerto, decenas de inmigrantes, sobre todo magrebíes, venden las dosis a los turistas por cinco euros. Es fácil encontrar los restos de los globos tirados más tarde por toda la playa.

Recientemente, en la isla balear la Policía Nacional ha intervenido una importante cantidad de óxido nitroso que, según su portador, iba destinado a una fiesta que se iba a celebrar en una villa de San José. Según informó el gabinete del Ministerio del Interior en un comunicado, los agentes requisaron en esta operación 672 cápsulas de óxido nitroso, once válvulas difusoras y 17 paquetes de globos de colores para inhalar el gas.

Ibiza ha vivido una transformación en el consumo de sustancias estupefacientes: ha pasado del éxtasis y las drogas de diseño a unos globos que dejan el arcén como si fuese una fiesta de cumpleaños. El romanticismo de las imágenes, comparado con otros territorios donde los agentes policiales persiguen narcolanchas, es nimio.

Qué es el 'gas de la risa'

Pero, ¿qué es el óxido nitroso? ¿Es mortal? El N2O fue descubierto a finales del siglo XVIII por el químico Joseph Priestley. En los 10 últimos años se ha cobrado 17 vidas en Reino Unido, aunque los médicos apuntan que sólo puede llegar a matar tras un consumo prolongado.

Al inhalarlo, normalmente a través de globos, el usuario siente una sensación de euforia, similar a la de una borrachera, durante aproximadamente un minuto. Pero aunque las risas están aseguradas, también lo están sus efectos negativos. El gas puede causar mareos, pérdida de conocimiento y si se consume de forma reiterada, una disminución de la vitamina B12.

Aunque su venta es legal porque tiene otros usos, está proliferando desde hace años en la noche de la costa como droga. Es realmente barato, entre 4 y 5 euros, y es muy fácil de transportar. Pero su venta orientada a este tipo de uso es ilegal, como apuntan desde la Policía Nacional, ya que se considera delito contra la salud pública.

Durante los dos últimos veranos parecía que el ‘gas de la risa’ había desaparecido, pero este año ha vuelto con más fuerza, tanta que se está consumiendo en otros puntos de España, fuera de su ‘lugar de nacimiento’, Ibiza.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba