Los hasta ahora diputados de Ciudadanos Cristina Gabarda, Jesús Salmerón, José Antonio Martínez y Sunsi Sanchís han abandonado el grupo parlamentario naranja en Les Corts. Martínez acababa de ser nombrado portavoz adjunto y Sanchis entró a las Cortes Valencianas hace pocas semanas en sustitución de Toni Cantó.

Así lo han comunicado los cuatro diputados en una carta que han firmado y publicado en sus redes sociales. En la misiva, señalan que "desde hace más de un año, con la nueva dirección del partido", han observado "como Cs ha ido abandonando esos principios liberales" que les llevaron a sumarse al proyecto. "Hoy vemos como se confirma el giro ideológico de Ciudadanos para seguir siendo una muleta del sanchismo", han agregado.

"Hace unos cuantos años nos afiliamos a Ciudadanos convencidos de que los valores liberales son la solución al populismo y al nacionalismo. Nos sumamos desde diferentes ámbitos para aportar nuestro granito de arena y hacer posible que aquellos que quieren dividirnos y debilitarnos como país no lo consiguieran y servir de dique frente al nacionalismo".

Así, han indicado que "tras una larga reflexión" han decidido dejar la militancia conjuntamente para "poder seguir defendiendo, en libertad, esos valores liberales que Cs ha abandonado". "Lo hacemos con tristeza, pero convencidos de que es lo correcto", ha indicado.

Duras criticas contra Arrimadas

"Nos presentamos ante todos los valencianos diciendo no al sanchismo, diciendo no al populismo y diciendo no al nacionalismo. No podemos estar en un partido político que es capaz de gobernar y apoyar las políticas de aquellos que están en las antípodas de nuestros principios y valores. No nos votaron para eso. No podemos ser cómplices del engaño a nuestros votantes", ha indicado.

Además, han reprochado a la dirección nacional "la falta de autocrítica" que se suma a la "deriva política". "Hoy los mismos dirigentes que llevaron a que Cs perdiese el 90% de sus votos en Catalunya o a que en Madrid desaparezcamos, siguen agarrándose a la silla sin asumir ninguna responsabilidad".

"Esos mismos dirigentes nacionales siguen manteniendo a los mismos dirigentes autonómicos de la Comunitat Valenciana, que se caracterizan por su falta de gestión y por perseguir internamente a aquellos que no pensamos como ellos", han agregado.

Al respecto, añaden: "Humilde y tristemente hemos visto como Ciudadanos ya no es ese partido que nos ilusionó a tantos. No podemos compartir, ni podemos defender, la deriva, ni las decisiones que se toman, en las que se han vendido los valores fundacionales. La falta de asunción de responsabilidades tras las elecciones catalanas y la vergonzosa moción de censura de Murcia son solo un ejemplo de la pérdida de valores de los que están dirigiendo el partido".

Los cuatro diputados abandonan el grupo y pasan al de no afiliados en Corts, para "seguir trabajando y defendiendo en libertad los intereses de todos los valencianos desde nuestros principios y valores". Así, el grupo de Ciudadanos se queda ahora con 14 diputados. Cs pasa de esta manera a ser la cuarta fuerza política en Les Corts, por detrás de Compromís que tiene 17 escaños.

Fieles a Emilio Argüeso

Todos ellos son fieles del senador Emilio Argüeso, quien en marzo fue expulsado por Ciudadanos tras la fallida moción de censura en Murcia. El que fuera secretario de Organización del partido centrista en la Comunidad Valenciana se pasó al Grupo Mixto junto a la navarra Ruth Goñi.

El problema para el grupo parlamentario de Ciudadanos en el Parlamento valenciano es que puede sufrir otra escisión por parte de los más próximos a Cantó, que son Tony Woodward, Fernando Llopis y Emigdio Tormo. Ellos tres podrían salir de la formación naranja si el actor se vuelve a implicar en la política valenciana.

Junto con estos parlamentarios autonómicos, este viernes se han producido otras bajas a nivel municipal. Por ejemplo, la concejal en Castellón Paula Archelós ha anunciado su pase al grupo de los no adscritos en esta ciudad. O la portavoz naranja en la localidad de Burriana, María Jesús Sanchís.