Accedía a "cientos de archivos de carácter pedófilo" a través de internet y los compartía con otro usuario en Sudamérica. En más de una ocasión, viajó al 'nuevo continente'. Allí contactó y abusó de menores. Tras más de un año de investigaciones, la Policía Nacional ha detenido en Valladolid al hombre de 68 años. La autoridad judicial ya ha decretado su ingreso en prisión. 

Agentes del Cuerpo registraron el domicilio del jubilado, en el que encontraron dispositivos electrónicos con material pornográfico de menores. Estaban debidamente clasificados por carpetas en las que guardaba vídeos, "algunos de gran crudeza en los que aparecían incluso niños de corta edad".

Con cooperación internacional, la Policía Nacional empezó a realizar pesquisas en enero de 2018 tras recibir información de que el individuo contactaba y compartía a través de la red contenido inapropiado con otros usuarios. Al avanzar en la investigación, los agentes lograron confirmar la identidad que se escondía detrás del usuario español: un hombre de 68 años residente en Valladolid. 

(Habrá ampliación)