La demanda interpuesta por los nietos de Franco contra Mediaset por un programa sobre la herencia del dictador se ha resuelto con la absolución de todos los demandados. Así lo ha estimado el juzgado de primera instancia número 43 de Madrid, al rechazar que la emisión televisiva vulnerara el honor, imagen y la intimidad de la familia, si bien considera que el reportaje era "parcial y sesgado, pero "amparado por la libertad de expresión e información".

La magistrada Carmen Iglesias Pinuaga esgrime que el reportaje no merece una condena civil, aunque establece que cada parte asuma sus propios costes procesales. La sentencia, a la que ha tenido acceso Vozpópuli, admite recurso en un plazo de 20 días a contar desde este miércoles.

El programa, emitido por Cuatro y producido por Cuarzo dentro del programa En el punto de mira el 23 de julio de 2018, en pleno debate por la exhumación de los restos del dictador del Valle de los Caídos, repasaba el patrimonio de los Franco, su herencia millonaria y los negocios en los que han invertido su fortuna.

En concreto, los reporteros del programa se centraron en cuatro de los casos que más han dado que hablar, tanto por su valor económico como por su carácter histórico: el Pazo de Meirás, el palacio del Canto del Pico, la casa Cornida y la finca de Valdefuentes.

Críticas al reportaje

La jueza rechaza a lo largo de 16 folios las acusaciones vertidas por la familia de Franco, aunque asume parte de las tesis de los Franco y no elude verter críticas sobre la elaboración del reportaje, al considerar que "nos encontramos ante una versión sesgada y parcial, pues mezcla hechos reales y contrastados con otros que son una mera conclusión del editor del programa, y así se induce al espectador a error”.

En línea con lo expuesto, la magistrada concluye que "nos encontramos, por lo expuesto, ante un reportaje parcial y sesgado, pero amparado por la libertad de expresión e información, lo que determina la desestimación de las acciones ejercitadas".

La denuncia por injurias fue impuesta por seis de los nietos del exdirigente: Francis Franco, Jaime, María del Mar, Maria Aránzazu, José Cristobal y María de la O, aunque la nieta mayor de Franco, Carmen Martínez-Bordiú, no firmó el recurso.