El alto cargo encargado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para dirigir las obras del hospital de emergencias en la capital, Alejo Miranda de Larra, ha sido ingresado en un centro sanitario debido a un contagio por la covic-19.

En concreto, Miranda de Larra, director general de Infraestructuras Sanitarias de la región, ha comunicado en su cuenta personal de Twitter que "tras 12 días con coronavirus", ha sido "hospitalizado con neumonía bilateral".

Junto a una imagen de la construcción del hospital de emergencias 'Enfermera Isabel Zendal', Miranda de Larra ha afirmado que aunque esté ingresado sigue "pendiente de la ejecución de las obras" del centro.

El director de Infraestructuras asegura que su intención es que este servicio esté disponible "cuanto antes". "Nada nos va a frenar"; "Madrid vencerá a la pandemia" y "Resiste Madrid", son los mensajes con los que cierra su post en Twitter.

Listo para noviembre

Hace tan solo unos días, tal y como publicó 'Vozpópuli', Madrid confiaba en que el nuevo hospital de emergencias estuviese listo en el mes de noviembre. El pasado día 18, el Gobierno de Ayuso afirmó que la ejecución del proyecto se encontraba "casi al 40%" y que las obras iban seis veces más rápido que en otros trabajos similares.

El Ejecutivo de Ayuso presupuestó por la vía de urgencia 51,7 millones de euros para esta nueva obra y adelantó que tendrá un diseño "funcional polivalente, versátil y sectorizable" con el fin de poder adaptar sus instalaciones a usos posteriores distintos a la pandemia y así dar cobertura a diferentes necesidades asistenciales del Servicio Madrileño de Salud en el futuro.

Madrid acelera la construcción del hospital de emergencias para abrirlo en noviembre

El objetivo de este nuevo hospital de emergencias es tener disponibles más de 1.000 camas que alivien a la red de hospitales de la región. Además, estará dotado de las tecnologías sanitarias más avanzadas y desde el Gobierno madrileño se quiere que sea un centro de referencia en materia de enfermedades contagiosas.

A diferencia de los hospitales provisionales levantados en la ciudad china de Wuhan, donde se utilizaron módulos prefabricados tridimensionales, el Gobierno de Madrid ha optado por grandes pabellones de 10.500 metros cuadrados polivalentes.

80.000 metros cuadrados

La superficie total del nuevo hospital 'Zendal' alcanzará los 80.000 metros cuadrados. Constará de tres grandes pabellones de hospitalización de 10.500 metros cuadrados cada uno, con accesos y circulaciones diferenciadas y dos alturas de salas polivalentes y servicios sanitarios tales como áreas de diagnóstico por imagen -salas convencionales y portátiles de rayos X y un equipo de TAC-, despachos de dirección médica y de enfermería con vistas a las unidades de hospitalización, habitaciones de guardia y áreas de trabajo para profesionales y laboratorio.

Los pabellones sumarán más de 1.000 camas, organizadas modularmente en torno a controles de enfermería de 48 camas. El pabellón central dispondrá de un área de admisión y triaje, así como de un total de 48 puestos de UCI y cuidados intermedios.