Los futbolistas Sergi Enrich (SD Eibar) y Antonio Luna (Girona FC) han sido condenados a dos años de cárcel por la difusión de un vídeo que se grabaron mientras mantenían relaciones sexuales con una mujer, mientras que su excopañero Eddy Silvestre ha sido absuelto.

Fuentes del caso han informado a EFE de que el tribunal que ha dictado la sentencia ha decretado que se suspenda la ejecución de la condena, por lo que los dos futbolistas no deberán ingresar en prisión, ya que se ha tenido en cuenta que admitieron los hechos e indemnizaron a la víctima.

El futbolista Eddy Silvestre, quien también fue juzgado bajo la acusación de haber difundido el vídeo, ha sido absuelto.