El extesorero del PP Luis Bárcenas ha desvelado este lunes durante su declaración como acusado por la 'caja B' del partido que le ofrecieron desde la formación medio millón de euros en metálico a cambio de rehacer las anotaciones que acababa de publicar 'El País' y que acreditaban la financiación ilegal. Según ha dicho, le pidieron que cambiase los conceptos para “generar dudas en la opinión pública” acerca de cuáles eran los originales.

Esos documentos, publicados en 2013, son los llamados ‘papeles de Bárcenas’ en los que durante años apuntó las entradas y salidas de dinero negro en el PP y el pago de sobresueldos a sus dirigentes. Bárcenas ha dicho que la oferta se la hizo el abogado vinculado al PP, Javier Iglesias, y que quienes se encargarían de darle el dinero serían empresarios que estaban “dispuestos”.   

“Cuando 'El País' publica los papeles me sorprendió. Fui convocado a una reunión y me plantearon que volviera a repetir ese concepto, pero alterando los conceptos para provocar la duda en la opinión pública. En esa reunión se me ofrecieron 500.000 euros en efectivo aportada por varios empresarios. Me lo hizo Javier Iglesias, abogado del PP.  Me dijeron que no habrá ningún problema porque habrá empresarios dispuestos a entregarlos”, ha declarado a las preguntas del fiscal anticorrupción Antonio Romeral y ante el tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. 

En su declaración como acusado ha añadido que él rechazó esa oferta y pidió 970.000 euros, porque eso era lo que le correspondía y que los quería de forma legal.

En su declaración como acusado -la Fiscalía pide para él otros cinco años de cárcel en esta causa- ha añadido que él rechazó esa oferta y pidió 970.000 euros, porque eso era lo que le correspondía y que los quería de forma legal. Sobre la filtración de los documentos a 'El País' ha vuelto a señalar al exdiputado del PP Jorge Trías, quien había sido su amigo, pero cortó la relación tras este suceso.   

Un pacto de silencio

Javier Iglesias es un abogado al que también sitúa como la persona que le visitó en prisión para ofrecerle un pacto de silencio y proteger al PP a cambio de hacer gestiones para evitar que su mujer entrase en la cárcel por la 'trama Gürtel'. La esposa del extesorero terminó condenada y a finales del año pasado ingresó en prisión, razón por la que Bárcenas ha puesto fin a ese acuerdo de no agresión con su expartido y se ha ofrecido a colaborar con la Justicia en todas las causas que siguen bajo investigación.