La Asociación Profesional de la Magistratura (APM), la Asociación Judicial Francisco de Vitoria y la Asociación Foro Judicial Independiente emitieron un comunicado conjunto este jueves en el que invitan al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a que “ejerza las acciones a su alcance en defensa de sus competencias y, por tanto, en defensa de la Constitución”.

Lo hicieron después de que este miércoles el Pleno del Senado aprobara de manera definitiva la proposición de ley impulsada por el PSOE y Unidas Podemos para impedir que el CGPJ pueda hacer nombramientos en la cúpula judicial cuando haya concluido su mandato.

Estos tres colectivos explicaron que “en una democracia real es obligación básica de los poderes del Estado garantizar el funcionamiento de los órganos e instituciones constitucionales, en particular aquellas diseñadas para asegurar el respeto a los valores y pilares que sustentan el Estado de Derecho y actuar como contrapeso frente a cualquier intento de control o desestabilización, incluidos los que eventualmente pudieran proceder de esos mismos poderes”.

Esto les sirvió para observar que “sólo así es posible el pleno ejercicio de los derechos y libertades fundamentales y la convivencia pacífica”.

Por ello, deploraron que, “lejos de trabajar en este objetivo”, ayer se aprobara definitivamente por las Cortes General, “sin escuchar a nadie y por vía de urgencia”, la referida proposición de ley, que, a su juicio, tiene como objetivo “impedir que el CGPJ pueda ejercer plenamente sus competencias constitucionales”.

Las tres asociaciones lamentaron que la “incapacidad” de las formaciones políticas para renovar en tiempo y forma el CGPJ les haya llevado a “trasladar las consecuencias de su incompetencia” a éste, “privándole de una de sus funciones principales y, de paso, impidiendo que pueda desarrollar su labor con normalidad y al margen de la política”.

Señalaron que los partidos políticos han logrado su anhelo: “reducir al CGPJ a un simple órgano de gestión, asimilado a una simple dirección general, y manteniendo, eso sí, la inspección y el régimen disciplinario. Lo que era el palo y la zanahoria se queda sólo en el palo”.

Afirmaron que esta situación no se habría producido si los partidos políticos se hubieran avenido a permitir que los vocales de origen judicial del CGPJ “fueran elegidos directamente por los jueces”.

Por esa razón, instaron al CGPJ a que, “a la mayor brevedad, adopte las medidas oportunas y ejerza las acciones a su alcance en defensa de sus competencias y, por tanto, en defensa de la Constitución”.

Por último, las tres asociaciones dejaron como coda su compromiso de seguir luchado para que, “pese a todo y a todos, nuestro Estado de Derecho sea una realidad”.