La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha anunciado este jueves que tiene previsto realizar en los próximos días una visita a Castilla y León para reunirse con el presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, y los dirigentes de Cs en esta región en medio de las amenazas del PSOE de presentar una moción de censura contra el Ejecutivo de coalición de 'populares' y naranjas.

En declaraciones desde Zaragoza tras un encuentro con el presidente aragonés, Javier Lambán, la presidenta de Ciudadanos ha insistido en que no quería comentar las últimas declaraciones desde el PSOE nacional y autonómico sobre una posible moción de censura en Castilla y León. Unas afirmaciones que ha calificado de "rumores sin fundamento".

Arrimadas ha sugerido que el PSOE está intentando distraer la atención de otros problemas más graves. "El PSOE le interesa poner mucho temas encima de la mesa, rumores infundados, no vamos a caer en ese juego", ha dejado claro.

En los últimos días se han producido declaraciones como las del portavoz socialista en CyL, Luis Tudanca, o del portavoz nacional en el Senado, Ander Gil, que apuntan a un intento por cambiar el Ejecutivo regional cuando quedan dos años para el final de la legislatura.

Castilla y León cierra toda actividad no esencial a las 20
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

El primero aseguró el martes que el PSOE presentará una moción de censura al Gobierno autonómico "cuando sea positivo" para la región. "Lo haremos porque esta tierra lo necesita", advirtió para a renglón seguido decir que "los socialistas no quieren hacer daño" en medio de la pandemia.

Más contundente fue Gil, quien ahondó en esta cuestión el miércoles en una entrevista en TVE al confirmar que el PSOE presentará "la moción en Castilla y León para ganarla", aunque no puso fecha. Y, sobre todo, desveló que "los contactos avanzan más rápido de lo esperado" para conseguir el número suficiente de procuradores para echar al Gobierno de Mañueco.

Las cuentas para la moción

Para ello, el PSOE castellano-leonés necesitaría cuatro de los diputados de Cs en las Cortes regionales, así como los dos representantes de Podemos. Fuentes de Cs en esta región subrayan a Vozpópuli que ningún diputado naranja ha comunicado que el PSOE les haya planteado sumarse a una moción y que, de ser así, estarían buscando a "tránsfugas".

Los 12 diputados de Cs están divididos entre los afines al vicepresidente regional, Francisco Igea, y aquellos que están más cerca de la nueva coordinadora regional, Gemma Villarroel. Pero ni unos ni otros ven necesaria una moción de censura en estos momentos, sino cumplir lo pactado con el PP y concluir la legislatura con su actual socio de gobierno.

El propio Igea ha dejado claro tras la reunión del Gobierno regional que "ninguno de los procuradores de Cs se apellida Tamayo" y se ha quejado de que Tudanca vaya presumiendo "públicamente" de ir "comprando voluntades y haciendo contactos por lo bajini".

Aguado, con Arrimadas

El vicepresidente y portavoz de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, se ha unido a las palabras de Arrimadas y ha pedido al PSOE que "deje de enredar" y "deje trabajar" al Gobierno de Castilla y León, donde "se está haciendo un fantástico papel en la lucha contra la pandemia y se hacen las cosas de la mejor manera posible".

A preguntas sobre si hay contactos para una moción de censura, Aguado ha respondido que "en absoluto". "Que cada uno se centre en lo que tiene que hacer que es salvar vidas y negocios", ha apostillado el 'número dos' del Ejecutivo madrileño.