La presidenta nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha retado este lunes a Vox a no apoyar la nueva ley andaluza anticorrupción para la Junta de Andalucía que impulsa su propio partido junto al PP en la coalición de centroderecha que gobierna la Junta desde enero de 2019.

"La semana próxima viene al Pleno la aprobación definitiva de una ley ambiciosa, y esperada en Andalucía, después de cuarenta años de lucha contra el fraude y me gustaría saber qué va a hacer Vox ¿va a votar en contra de la ley de lucha contra la corrupción en Andalucía?", se ha preguntado en voz alta Arrimadas ante los periodistas en el patio del Parlamento andaluz, junto al vicepresidente de la Junta, Juan Marín.

Cree la sucesora de Albert Rivera que cuando este tipo de asuntos "se llevan a lo concreto" es "cuando mejor se ven las cosas", ha argumentado tras repetir por segunda vez la pregunta para que Vox se retrate y aclare si va a seguir boicoteando leyes, como ya hizo la pasada semana al tumbar la nueva ley del suelo, así como la reforma de la ley de salud, para implementar medidas urgentes, anticovid, en materia de restricciones.

También le ha preguntado al partido de Santiago Abascal "por qué tienen tantas ganas de hacer caer un gobierno que hemos tardado cuarenta años en formar". Acto seguido ha recalcado sobre el pacto andaluz PP-Cs que "este es un gobierno a prueba de boicots de partidos que no están pensando en los andaluces, sino en las próximas elecciones".

Arrimadas destaca que el actual Ejecutivo presidido por Moreno Bonilla "ha despertado muchísima esperanza, después de cuarenta años y, sin duda, seguirá trabajando muchos meses más, a pesar de que a algún otro partido le pese", en alusión a la citada formación de extrema derecha.

Frente a cualquier duda sobre el liderazgo del vicepresidente Juan Marín, Arrimadas ha dicho estar "muy orgullosa" de su gestión. Cabe recordar que Marín está abiertamente enfrentado a su más que posible rival en las futuras primarias del partido naranja en Andalucía. Se trata de la consejera Rocío Ruiz, del ala socialdemócrata de Cs y muy cercana a la presidenta nacional del partido.

La visita de Arrimadas a esta comunidad autónoma se produce justo el día en que se ha conocido la última encuesta sobre intención de voto, en caso de que se celebraran elecciones a la Junta de Andalucía actualmente. El sondeo de NC Report para La Razón no puede ser más desalentador para la formación naranja. Si en la última encuesta del citado medio Cs era decisivo para sumar mayoría absoluta con PP y Vox, ahora su papel sería irrelevante. El partido liderado por el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, pasaría de los 21 escaños con que cuenta a una horquilla de 2-4.

La fecha electoral

Desde el Partido Popular, ante la insistencia de los periodistas en las preguntas sobre un posible adelanto electoral en Andalucía, el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha querido zanjar este lunes desde Málaga cualquier especulación sobre un final precipitado de la actual legislatura. El hombre fuerte del presidente Moreno en la Junta ha situado para el 27 de noviembre de 2022 la cita con las urnas. Se trata, según ha precisado, del "último domingo que se podrían convocar agotando la legislatura". De forma paralela ha insistido en la "estabilidad" del actual gobierno de coalición PP-Cs.

"Este Gobierno es estable, tiene un mandato de los ciudadanos para dotar de estabilidad a Andalucía y cambiar todo lo que era el pasado y eso hay que hacerlo durante cuatro años y ese es el mandato de esta legislatura", ha zanjado Bendodo.

Crisis política en el Ayuntamiento de Granada

Sobre los últimos acontecimientos relacionados con el Ayuntamiento de Granada la líder no ha despejado las incógnitas que rodean la negociación actual, entre el PP y el alcalde, Luis Salvador, para que el primer edil de Cs dimita y asumir la Alcaldía los populares, en el marco del llamado “dos más dos”, que defiende el ya exedil popular Sebastián Pérez, ahora no adscrito.

“He escuchado los audios de la sesión de investidura y se decía, por parte del Partido Popular, que el alcalde lo era para cuatro años”, ha respondido Arrimadas sobre esta crisis política.

Así pues, Arrimadas, al igual que Juan Marín, descarta ceder la Alcaldía granadina a su todavía socio de gobierno, el PP.

Es cierto que el portavoz municipal del PP dijo, en aquella sesión de investidura de 2019, que el alcalde lo iba a ser por cuatro años. No obstante, distintas fuentes de la formación conservadora, consultadas por Vozpópuli, aclaran que se leyó un discurso en el que, en principio se suponía que el candidato del PP, Sebastián Pérez, iba a ser el primer edil durante toda la legislatura 2019-2023.

Por otro lado, en los audios desvelados por el diario Ideal de Granada, el pasado domingo, el propio Pérez le asegura a Cs, durante las reuniones para formar gobierno (junio de 2019), que en junio de 2021 “esto se acaba como en La Cenicienta”, en alusión a la conclusión del mandato por dos años del alcalde de Cs, Luis Salvador.