La contundente victoria de este martes de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid tuvo una extrapolación similar en la capital, donde el PP venció por primera vez en los 21 distritos y cosechó el 45,3% de los votos. Con estos resultados, José Luis Martínez-Almeida se hubiera quedado a un escaño de la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Madrid y la gobernabilidad dependería de Vox tras la desaparición de Ciudadanos.

En las elecciones municipales de 2019, Más Madrid fue la vencedora con 19 concejales, gracias al legado de Manuela Carmena y a que Podemos no presentó candidatura en aras de aglutinar el voto de izquierda.

El PP quedó en segundo lugar con 15 concejales, seguido de Ciudadanos (11), PSOE (8) y Vox (4). Con esa aritmética, Almeida pudo gobernar gracias a un pacto de legislatura con los naranjas y al apoyo externo del partido de Santiago Abascal.

Con los resultados del 4-M, se produciría un vuelco en el Consistorio madrileño. El PP de Almeida pasaría a 28 concejales y muy atrás quedarían Más Madrid (11), PSOE (9), Vox (5) y Podemos (4). La mayoría absoluta está en 29 asientos, así que el alcalde tendría fácil la reelección pues las tres formaciones de izquierda no llegarían a la cifra del PP.

Los 'populares' se quedaron hace dos años por debajo de los 400.000 votos y el 25% de los votos. En las elecciones autonómicas de este martes duplicaron el número de papeletas en la capital hasta las 807.189 votos y llegaron hasta el citado porcentaje del 45,3%, por encima incluso del 44,7% que recogió en toda la región.

Almeida: "Toca que el PP gobierne"

Almeida aseveró en la noche electoral del 4-M que la "abrumadora mayoría" alcanzada en los comicios regionales por Ayuso conlleva un mensaje y es que "toca que el PP gobierne". Así lo trasladó en declaraciones a Telemadrid, recogidas por Europa Press, en las que se reconoció "satisfecho" por estos resultados y "contento" con una victoria "de este calibre", pese a que es consciente de que es momento de afrontar "retos importantísimos".

"Es un dato que refrenda el papel del PP; es la primera vez que ganamos por primera vez en todos los distritos, y manda un mensaje claro: toca que el PP gobierne, y que se ponga en marcha un Gobierno lo antes posible", subrayó a continuación. Por ello, pidió al resto de partidos un "gesto de grandeza y altura" y dejar que Ayuso pueda gobernar de aquí a 2023.