El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha criticado este martes que el rapero Pablo Hasel vaya a ser "detenido y llevado a la cárcel" después de ser "condenado por unos tuits", lo que a su juicio denota un "síntoma de déficits democráticos graves". "Y quienes lo niegan hacen flaco favor a lo que sí funciona bien de la democracia española, que es mucho también", ha añadido.

Garzón se ha expresado así en un apunte en su cuenta de Twitter, recogido por Europa Press, después de que los Mossos d'Esquadra hayan entrado este martes a primera hora en la Universidad de Lérida (UdL) y hayan detenido a Hasel, que este lunes se encerró en el rectorado junto a un grupo de personas para evitar ser arrestado y tener que cumplir la pena de prisión a la que le condenó la Audiencia Nacional.

Los agentes han accedido al recinto y sobre las 7.00 horas han intentado negociar con las personas atrincheradas en el rectorado, para que salieran por su propio pie. Los simpatizantes de Hasel han montado barricadas y se agrupan en torno a él, para protegerlo y evitar que la policía pueda llegar hasta donde está el rapero. Finalmente los agentes han arrestado al rapero.