El cambio sensato "frente a los vendedores de humo". Así se ha definido el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Y no lo ha dicho una vez. En más de una ocasión ha utilizado esta expresión para referirse a sus rivales, al igual que muchos columnistas la han utilizado para referirse a los políticos de ideología contraria. Esto ha terminado por colmar la paciencia de los vendedores de humo profesionales, quienes consideran que la campaña electoral "resulta ofensiva para este colectivo".

Ante las continuas referencias negativas, el representante del sector de vendedores de humo, Carlos Riaza, ha enviado un comunicado en el que reivindica que la venta de humo es "tan respetable como cualquier otra actividad". Riaza, que además es director general de una empresa dedicada a la fabricación y comercialización de sistemas de seguridad por humo, asegura que "durante esta campaña electoral se nos está faltando al respeto poniendo en duda nuestra credibilidad y en riesgo nuestros puestos de trabajo, pero todo tiene un límite".

"Nuestros clientes reciben mensajes confusos"

Riaza destaca que "nuestros clientes pueden recibir mensajes confusos cuando se entiende que un vendedor de humo es un persona que lo único que está tratando hacer es engañarte". Para acompañar el comunicado, han lanzado un vídeo en Youtube que recoge algunos momentos en los que tanto políticos como periodistas hacen uso en televisión de lo que estos profesionales consideran una dañina expresión y un mensaje de Riaza.

https://youtube.com/watch?v=ec86neWN1w0

 

Según el representante de este colectivo, "el 'vendedor de humo' ya no es esa persona que hace alarde de conocimientos, talentos o experiencias que no puede constatar". Por ello hace un llamamiento a que tanto los candidatos como los periodistas dejen de utilizar esta expresión. "Consideramos que no nos merecemos que se hable mal ni de nosotros ni de nuestros productos", asevera Riaza.

Además, desde su Twitter, la empresa de Riaza, Load Safer España, ha informado de que han solicitado a Real Academia de la Lengua Española que no incluya en su próxima edición la expresión "vender humos", que ahora está definida como "aparentar valimiento y privanza con un poderoso para sacar utilidad de los pretendientes":

https://twitter.com/loadsafer/status/743834967201943552

Para facilitar a los políticos el dejar de utilizar esta locución, proponen emplear términos como "mercachifle, buhonero, mercader, trujamán o vendedor de serpientes siempre y cuando no ofenda a los profesionales de la venta de animales". Porque como defienden desde este colectivo, "el castellano es una lengua muy rica que permite transmitir una misma idea sin necesidad de ser políticamente incorrectos".