El Gobierno ha vuelto a defender la actuación policial en torno al mitin de Vox en Vallecas previo a la campaña electoral de la Comunidad de Madrid que dejó, según su balance, 13 detenidos en tres días diferentes y 170 identificados con la Ley Orgánica 4/2015, la conocida como 'ley mordaza'. "No se han observado actitudes incorrectas, hasta el momento, en la actuación policial", apunta.

En una respuesta parlamentaria por escrito con fecha de 11 de mayo, consultada por Europa Press, el Ejecutivo no da detalles sobre la identidad de los detenidos -el Ministerio del Interior aseguró que debía ser el juez el que decidiera sobre esta cuestión- tras saberse dos días antes del 4-M que entre los arrestados había personas vinculadas a la seguridad de Unidas Podemos.

El acto con la participación del líder de Vox y la candidata a las elecciones madrileñas, Santiago Abascal y Rocío Monasterio, respectivamente, derivó en cuatro detenciones el mismo día de los altercados, el 7 de abril, por los delitos de atentado a agente de la autoridad, desórdenes públicos, lesiones y daños. Entre ellos había tres menores.

El día 12 de abril se detuvo a otra persona adulta por delitos de atentado a agente de la autoridad y lesiones y el día 15 de abril fueron detenidas otras ocho personas mayores de edad, por delitos de atentado a agente de la autoridad, lesiones (a dos de ellos) y desórdenes públicos. El Gobierno asegurado que fueron identificados además 170 personas de acuerdo a la 'ley mordaza'.

Las críticas de Vox aumentaron cuando, en los últimos días de la campaña madrileña, se supo por la prensa que entre los detenidos había personas vinculadas a la seguridad de Unidas Podemos.

Desde el primer momento, Abascal criticó el dispositivo policial al entender que fue insuficiente y que se alentó a que grupos de la ultraizquierda boicotearan el acto. El Ministerio del Interior respondió defendiendo la actuación policial y afeando al líder de Vox que abandonara el atril para caminar hacia la línea policial que contenía al grupo de manifestantes contrario a la presencia de la formación en Vallecas.

Críticas de Vox

Las críticas de Vox aumentaron cuando, en los últimos días de la campaña madrileña, se supo por la prensa que entre los detenidos había personas vinculadas a la seguridad de Unidas Podemos, al margen de la escolta oficial que da protección al exvicepresidente del Gobierno y candidato en los comicios madrileños, Pablo Iglesias, que por entonces criticaba la amenaza para la democracia que representaba el envío de cartas con balas a él y otros cargos públicos.