La Abogacía del Estado ha presentado un recurso directo de apelación contra la decisión de la juez Carmen Rodríguez-Medel de investigar al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por permitir la manifestación multitudinaria que tuvo lugar en la capital el 8-M.

El defensor jurídico del Gobierno, según indica El Español, ha acudido de esta forma a la Audiencia Provincial de Madrid para que este se pronuncie en relación a la apertura de una investigación que la Abogacía del Estado califica de "causa general".

Asegura que no existe ningún indicio para seguir adelante con la investigación y muestra su asombro por la "sorprendente celeridad" de la titular del Juzgado de Instrucción Número 51 de Madrid por abrir un proceso cuando los procedimientos judiciales no esenciales estaban suspendidos desde el 14 de marzo, momento en el que se inició el estado de alarma.

Además, el recurso de la Abogacía del Estado indica que los hechos denunciados por un particular y por los que se ha abierto la investigación no son constitutivos de delito, por lo que la actuación de Rodríguez-Medel "vulnera el derecho de defensa al ordenar una investigación prospectiva".

"Esfuerzo argumentativo"

Relata que la juez tuvo que realizar un "esfuerzo argumentativo" para motivar "lo que ella misma reconoce difícil de apreciar" debido a que "de la denuncia no se desprendía ningún indicio de que el hecho por el que se investiga a mi defendido pudiera ser delictivo, acotando ese hecho a no haber prohibido los actos conmemorativos del 8 de marzo".