España

Méndez y Toxo emplazan a Podemos a facilitar la entrada de Sánchez en La Moncloa

PSOE e Izquierda Unida, pese a su debilidad, tienen en sus relaciones con los sindicatos algo de lo que Podemos carece. Cándido Méndez, por UGT, e Ignacio Fernández Toxo, por Comisiones, emplazaron este miércoles a Pablo Iglesias a facilitar "un Gobierno de cambio".

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo EFE

Cándido Méndez se ha despedido este miércoles de la secretaría general de UGT después de 22 años en el cargo y lo ha hecho lanzando un cable al líder socialista, Pedro Sánchez, decidido a dejarse la piel, según confesión propia, con tal de llegar a La Moncloa. Castigado por la presión de algunos medios y por la división interna, Podemos tiene desde este miércoles a otro enemigo a considerar en los dos sindicatos mayoritarios, que le han advertido de la grave irresponsabilidad en la que incurriría si no facilita de forma urgente un “Gobierno de cambio”.

UGT y Comisiones eluden criticar el pacto del PSOE con Ciudadanos que ambos sindicatos combatieron antes de su firma

Testigos incómodos del emplazamiento hecho por Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo a Podemos han sido la ministra de Empleo, Fátima Báñez, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, la presidenta de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el presidente de CEOE, Juan Rosell. El secretario general de la UGT, que dice adiós al cargo en el 42º Congreso abierto este miércoles, no ha querido andarse por las ramas. “Hay que decir no a las políticas populistas y demagógicas, como defendió Pablo Iglesias en la fundación de nuestro sindicato hace más de cien años. Urge un cambio de Gobierno para la regeneración democrática, hay que cambiar el rumbo. Hay partidos que tienen que aprender cómo tienen que ser las nuevas relaciones políticas cuando no hay mayorías absolutas y es obligado el diálogo”. El líder de Comisiones, invitado al congreso, tampoco se ha mordido la lengua. “No sería conveniente una repetición de las elecciones, hace falta que los partidos se pongan de acuerdo y para ello tienen que mirar a los ojos de la gente, un Gobierno de cambio es una tarea inaplazable, sobre todo en un momento tan difícil para el país y para el movimiento sindical”.

En la primera fila de invitados al congreso de UGT han estado Pedro Sánchez, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del Congreso, Patxi López y, muy cerca de ellos, el expresidente andaluz Manuel Chaves, imputado en el fraude de los ERE andaluces, que acudió al acto después de almorzar con José Enrique Serrano, uno de los hombres fuertes del secretario general del PSOE en la negociación con Ciudadanos del acuerdo fallido de investidura.

Ni Méndez ni Toxo han dirigido una sola crítica a este pacto alcanzado entre el PSOE y el partido de Albert Rivera, a pesar de la dureza con la que ambos se opusieron a él antes de su firma. Su inhibición se explica porque el pacto defiende la devolución a los sindicatos de buena parte del poder que antaño disfrutaron en las empresas así como la derogación de la reforma laboral aprobada por el PP y la apuesta por un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

A la inauguración del congreso ugetista ha asistido el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo

De la inauguración este miércoles del congreso ugetista ha salido, pues, una seria advertencia a Podemos –tendrá a los sindicatos en contra si frena el acceso del PSOE a La Moncloa– y una bienvenida forzada al acuerdo con Ciudadanos, el principal sustento con el que Sánchez quiere auparse a la Presidencia del Gobierno.

En el discurso inaugural de Cándido Méndez ha habido también otras claves cifradas dirigidas al interior de la organización sindical, sumida en una grave crisis que le obliga a reducir a tres las federaciones, tras la pérdida de miles de afiliados y de abundantes ingresos. Méndez no quiere que le sustituya José María Álvarez, responsable del sindicato en Cataluña, porque no es un hombre de su cuerda y, además, apoya el referéndum de autodeterminación en esta comunidad. La Constitución española, que el hasta ahora secretario general de UGT califica de “magnífica”, está para ser respetada y cualquier cambio que en ella se haga debe ser hecho desde dentro, ha asegurado Méndez. En otras palabras: que si hubiera una consulta para decidir el futuro de Cataluña, debería ser tenida en cuenta la opinión de todos los españoles.

Seria advertencia a Podemos: si no facilita el acceso de Sánchez a La Moncloa, Iglesias tendrá a los sindicatos enfrente

Méndez, que mantiene una relación personal muy afectuosa con la ministra de Empleo, ha obligado a ésta a aguantar un pequeño chaparrón, pues ha calificado de “autoritaria” y contraria a los trabajadores la gestión desarrollada por el Gobierno del PP. Por último, ha habido una apelación del sindicalista en retirada al máximo responsable de la patronal. Méndez le ha dicho a Rosell que, al margen del color político del próximo Gobierno, sindicatos y empresarios deben ponerse de acuerdo para mejorar las relaciones laborales y no caer en las descalificaciones que ahora impregnan buena parte de la actividad política. Otro rejonazo a Podemos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba