Televisión

Abascal: ni fascista, ni 'capillitas' en El Hormiguero

El líder de Vox apela a su "bondad" delante de Pablo Motos tras las críticas y el intento de boicot a su entrevista en el programa de Antena 3

Santiago Abascal en El Hormiguero.
Santiago Abascal en El Hormiguero. Antena 3

Que arda Twitter. Santiago Abascal cruzó la puerta de 'El Hormiguero' poco antes de las 22.00 horas como si se tratase de las cortinas de PVC de una carnicería. Con sonrisa de cara al público, pero dispuesto a despiezar a sus adversarios.

"No cambiéis de cadena, que esta noche hay movida", reclamaba Pablo Motos antes de chutar al personal a publicidad. Se refería al jaleo que había montado en la conocida red social. "¡Eso está bien!", espetaba la versión más desenfadada del presidente del partido. La versión 'Santi'.

Camisa azul cielo, sin corbata y en vaqueros, el de Amurrio se ha sacado del bolsillo unos antiinflamatorios para el posible dolor de cabeza que le pueda ocasionar a Motos su presencia en el plató. No tanto por las respuestas, casi todas contrarias a la opinión del presentador, sino por las críticas que le iban a llover por haberle invitado. 

El boicot a la entrevista no surtió efecto

Desde primera hora de la tarde, muchos tuiteros llamaban al boicot contra la entrevista al líder de Vox porque era "blanquear a la ultraderecha". Pero el boicot nació muerto y Motos consiguió el tercer récord de audiencia de su programa. Medalla de bronce.

"Venía pensando... ¿A quién he matado yo, a quién he violado, robado o secuestrado?", ha planteado Abascal. "Yo no soy fascista y me atacan, Iglesias dice que es comunista, canta la Internacional y reivindica la figura del Che Guevara, pero va a todos los programas y no se movilizan contra él", ha comparado.

Iglesias dice que es comunista y reivindica la figura del Che, pero va a todos los programas y no se movilizan contra él"

Ni se considera fascista, ni "capillitas". Tampoco niega la existencia del cambio climático del todo y reconoce que su etapa como director de la Fundación para el Mecenazgo y Patrocinio Social con el PP de Esperanza Aguirre no es el momento del que más "orgulloso" se siente en su trayectoria profesional.

Abascal ha aprovechado la invitación de Atresmedia para tratar de convencer a los millones de espectadores -porque intuía que el sabotaje en Twitter estaba saliendo rana- que en su partido, como en la viña del Señor, hay de todo. "Vox no tiene una posición sobre Franco". Por ejemplo. De todo, menos "progres", a quienes define como "personas de izquierdas que intentan dictar lo políticamente correcto". 

Amazonas antes que a Notre-Dame

A diferencia del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, el líder de Vox ha confesado que donaría dinero al Amazonas antes que a Notre-Dame porque "la obra de Dios es más importante que la obra del hombre". Tiene fe, es católico, pero "no un 'capillitas'". "Debería ir más a misa", ha reflexionado en voz alta pese a que no le estaba viendo su madre.

"Han ido un par de personas al comercio de mi madre a preguntarle si me iba a ver esta noche y ella les ha dicho que no, como tampoco lo haría si tuviera un hijo torero", ha bromeado ante un Pablo Motos que parecía haber ido a 'El Hormiguero' a divertirse menos de lo habitual.

Abascal le regaló una botellita de aceite en un guiño a los olivareros españoles, en pie de guerra contra los aranceles de Trump, pero Motos no le correspondió ni con canciones al son de la guitarra, ni con chistes, ni con bailes a lo Soraya Sáenz de Santamaría. Quería saber si tenía pistola.

"Sí, la tengo una en casa y me saqué la licencia a los 23 años para proteger a mi padre. Tengo derecho a portarla, pero no la llevo encima", aclaró para después tirar de la oreja a Rivera:  "En este programa aseguró que quería armas en los colegios. Ha jugado muy sucio". 

"Cambio climático ha habido siempre"

Amante de la naturaleza desde la infancia, el político vasco ha señalado que cree que "cambio climático ha habido siempre". "El clima está cambiando y hay un consenso amplio en que se debe a la acción del hombre y hay quienes piensan que el hombre no tiene capacidad para revertir esa situación", ha apuntado.

El clima está cambiando y hay un consenso amplio en que se debe a la acción del hombre y hay quienes piensan que el hombre no tiene capacidad para revertirlo"

"Yo no soy científico, soy político. No estoy en las posiciones apocalípticas. Cuando hay un acuerdo entre multinacionales, los poderes y la extrema izquierda, desconfío", ha advertido el presidente de Vox. Culpa del plástico en los mares al sudeste asiático, pero también a quienes consumen los productos que allí se fabrican gracias a la explotación de los trabajadores.

"Con la excusa del cambio climático, nos restan libertad, nos dicen que no andemos con coche, que tengamos menos hijos porque hay superpoblación... Se habla mucho de una emergencia climática pero en España también hay una emergencia social y nacional", ha zanjado.

Sobre Sánchez: "Tiene una actitud chulesca"

Según Pablo Motos, Abascal da "más miedo" que Iglesias, pero el líder de Vox no lo cree. "La gente se me acerca por la calle, me abraza y me dice cosas emocionantes", asegura.

No es que le caiga mal Iglesias, dice que "apenas" lo conoce, pero que sus discursos están en las antípodas. Sin embargo, según ha reconocido, cuando se han cruzado alguna vez por las estancias del Congreso, "el trato ha sido cordial".

Tampoco ha coincidido mucho con Pedro Sánchez, pero no tiene reparos en atribuirle "una actitud chulesca y altiva" que le parece "desagradable".

De Albert Rivera, "que se ha hecho muchas fotos conmigo en el pasado", piensa "que cambia de posición en función de cómo sopla el viento". Pablo Casado ha salido bien parado. Más que nada porque no lo ha mencionado.

Nueva polémica con colectivo LGTBI 

La eutanasia, el aborto, las armas, el colectivo LGTBI, la memoria histórica, la inmigración... Motos ha tocado casi todas las polémicas que rodean al partido a propósito de sus propuestas y de las declaraciones de sus dirigentes. Abascal ha evitado pronunciarse sobre las Trece Rosas, pero ha entrado al trapo en todo lo demás.

"¿Te molesta ver a dos gays besarse en Gran Vía?", le lanzaba Motos. "¿Y por qué me va a molestar?", contraatacaba el de Vox. Si bien ha reconocido que la primera y única vez que se metió en una pelea fue por un ataque a los gays cuando estaba en Bachillerato, ha terminado señalando que no está a favor de la adopción.

Si hay un niño que no lo quiere adoptar nadie, no tengo problema en que lo adopten los homosexuales"

"Es preferible que un niño tenga un padre y una madre". Con una excepción: "Si hay un niño que no lo quiere adoptar nadie, no tengo problema en que lo adopten los homosexuales".

Sobre el aborto, el político vasco insistió en que suprimiría la actual ley de plazos porque promueve "una práctica eugenésica y anticonceptiva". "Creo que no se debe acabar con la vida que se lleva dentro. Hay muchas mujeres que dicen que su cuerpo es suyo, pero lo que llevan dentro no es su cuerpo", opina.

Aunque Twitter ha terminado igual que empezó, ardiendo, no es Abascal el candidato al 10-N que más escaldado ha salido de 'El Hormiguero'. Este ha sido Pedro Sánchez. Y de paso, Maritcha Ruiz, la directora de Comunicación del PSOE.

Tras argumentar y justificar ante los espectadores por qué era "democrático" entrevistar al líder de Vox, Motos ha enumerado una por una la cantidad de veces que el programa se ha puesto en contacto con el equipo del presidente en funciones para después arremeter contra su negativa a acudir. Santi 1- Sánchez 0 en el barómetro de 'El Hormiguero'.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba