España

Barberá se mantendría como aforada incluso fuera de la diputación permanente

La exalcaldesa de Valencia es senadora por designación autonómica y, en el caso de su comunidad, el cargo se mantiene incluso con las cortes disueltas, pues está ligado al tiempo que dure la legislatura en la autonomía. 

Rita Barberá, junto al también senador Alberto Fabra, en un acto electoral.
Rita Barberá, junto al también senador Alberto Fabra, en un acto electoral. EFE

Rita Barberá forma parte de la diputación permanente del Senado, para escándalo de algunos de sus compañeros de partido que no entienden que se pueda facilitar a la alcaldesa de Valencia no ser imputable en caso de elecciones generales. En Génova aseguran que la decisión se tomó hace meses y que no van a cambiarla por lo ocurrido en las últimas semanas. Su caso, de todos modos, tiene un recorrido legal más complicado, pues nunca apareció en una papeleta en las elecciones generales y, por lo tanto, se incluye en un régimen diferente al de los senadores que sí pasaron por el escrutinio en esos comicios.

Barberá es senadora por designación autonómica, es decir, elegida por las cortes valencianas. Los parlamentos de las comunidades tienen entre sus atribuciones elegir senadores, uno por cada región y uno más por cada millón de habitantes. Barberá fue elegida por Valencia junto a otros como Alberto Fabra. En la historia reciente del constitucionalismo español se ha dado una disputa: ¿Cuándo termina el mandato de un senador por designación autonómica? La respuesta es ambigua.

“Depende de cómo esté regulado en cada Comunidad, cada una lo hace de distinta manera”, cuenta el catedrático José María Morales Arroyo sobre el tema. Los senadores, por lo tanto, no cesan necesariamente de sus funciones cuando las cortes se disuelven, sino que depende de las disposiciones legales de cada región.

Los senadores valencianos por designación autonómica siguen cobrando su salario incluso cuando las cortes están disueltas

“En el caso que se plantea, el de Rita Barberá, las leyes valencianas ligan el mandato de la cámara al mandato del senador. Es decir el senador se mantiene en su puesto tanto tiempo como el parlamento valenciano que lo elige salvo, claro está, que haya dimisiones de por medio”, comenta el catedrático.

Es más, los senadores valencianos siguen cobrando su salario cuando las cámaras están disueltas aunque no formen parte de la diputación permanente, pues se entiende que siguen siendo parte de la cámara hasta que su parlamento cambie sus designados. “Hay sentencias del Tribunal Constitucional que admiten que las comunidades establezcan el régimen de sus senadores”, dice Morales.

Es, eso sí, una cuestión discutida. A lo largo del tiempo ha habido reclamaciones por la cuestión de los senadores designados por las autonomías, lo que podría haber llevado al PP a incluir a Barberá en la diputación permanente. “Lo que sí ha hecho el PP es dejar clara cualquier tipo de duda interpretativa, porque es un tema jurídicamente discutido entre los letrados del parlamento nacional y los de las distintas autonomías”, reflexiona el catedrático sevillano sobre la cuestión.

Barberá  es senadora y lo seguirá siendo, salvo dimisiones, hasta el año 2019 cuando expira el mandato de las cortes valencianas. Su condición de representante pública la convierte en aforada, un estatuto legal que condiciona su imputación, pues solo pude ser reclamada por el Tribunal Supremo (en su caso, que es representante nacional).

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba