EXCLUSIVA

Radicales de Alsasua proponían en un vídeo pegar a policías en un bar antes de la agresión a los guardias

Las imágenes, realizadas por Ospa Mugimendua, muestran a un grupo de jóvenes asaltando a unos agentes que terminan saliendo a la carrera del local y abandonando el pueblo "para siempre"  

Son apenas 60 segundos de vídeo, pero son suficientes para demostrar que en Alsasua ya se contemplaba dar una paliza a miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en un bar para echarles del pueblo. Según las fuentes consultadas, estas imágenes a las que ha tenido acceso Vozpópuli se grabaron en 2012. Cuatro años después, la realidad superó la ficción en el municipio navarro donde dos guardias civiles y sus novias fueron agredidos por una turba en el bar Koxka de la localidad.  

El vídeo lleva la firma de Ospa, un movimiento instalado desde hace años en diversos puntos del País Vasco y Navarra que tiene por objeto el hostigamiento a las fuerzas de seguridad del Estado para lograr su expulsión. La "desmilitarización", según su terminología. Se trata de una iniciativa impulsada hace décadas por ETA, según defiende la Guardia Civil en sus informes, que se basan en documentación de la banda como comunicados oficiales y boletines internos de la organización (Zutabes).

Durante la grabación se escucha una voz de fondo que simula ser la de dos policías agredidos narrando lo sucedido. “Cuando llegamos a este pueblo, fuimos fácilmente aceptados, aunque la gente nos miraba mal”, arranca la alocución con la pareja de falsos agentes paseando por el pueblo y pasando por delante de una taberna en la que hay jóvenes consumiendo en su terraza. Por lo que se aprecia en las imágenes, se trata de la Gautxorri Taberna, ubicada en la calle Zubeztia de Alsasua, a menos de 200 metros de la calle García Ximénez donde se ubica el bar Koxka.

Imagen de la Gautxorri Taberna en Alsasua
Imagen de la Gautxorri Taberna en Alsasua Google

La voz que representa a los policías fuerza un acento andaluz para remarcar la teoría proetarra de que todo miembro de las fuerzas de seguridad es un elemento que procede de fuera del País Vasco y Navarra y, por tanto, invasor. En todo momento les muestran con pasamontañas, el recurso de seguridad que durante años usaron las fuerzas de seguridad en ese territorio para no ser identificados por el entorno etarra. La banda criminal siempre tuvo a policías y guardias civiles entre los objetivos potenciales de sus atentados.

“Solíamos entrar en los bares y la gente no nos decía nada”, prosigue el vídeo en el momento en el que los agentes entran en un establecimiento y comienzan a bailar. Ese es el único momento en el que deja de sonar la canción, Bad Boys de Bob Marley (Chicos malos/ Chicos malos/ ¿Qué vais a a hacer/ Cuando vengan por vosotros?) presente en todo el vídeo para mostrar a los policías bailando una versión electrónica del himno nacional español. “Pasábamos las noches bailando y bebiendo”, acompaña la voz de fondo.

“Pero un día, unos jóvenes se acercaron a nuestro bar”, continúa el vídeo, que muestra a un grupo de personas cubiertas con máscaras, disfrazadas o que se cubren con una capucha entrando en el local en el que hasta ese momento se divertían los agentes. “Y después de unos empujones y unas grandes instrucciones, nos tuvimos que ir de aquel bar y decidimos irnos de aquel pueblo para siempre y no volver”, concluye la narración mientras los policías abandonan el lugar a la carrera perseguidos por los radicales.  

El vídeo guarda numerosas similitudes con lo sucedido en octubre de 2016 en el mismo pueblo de Alsasua donde una madrugada dos guardias civiles y sus novias sufrieron la agresión de manos de un grupo de radicales. La Audiencia Nacional juzga desde esta semana estos hechos por los que hay ocho personas acusadas de un presunto delito de lesiones terroristas. Durante sus declaraciones, los acusados negaron haber agredido a los guardias, odiar al Instituto Armado o pertenecer al movimiento Ospa Mugimendua. Esto último a pesar de los informes de la Guardia Civil o que ellos mismos luego admitieron haber participado en algunas de sus actividades. Las defensas de los acusados achacan los hechos a una pelea de bar y lo desvinculan de cualquier acción relacionada con las campañas de acoso a efectivos policiales.

Fuentes consultadas por este periódico explican que el vídeo que pudo servir de inspiración a los ataques ahora enjuiciados se grabó en el año 2012 en el marco de un "concurso de ideas" de cara a las actividades del Ospa Eguna de ese año en Alsasua. En esa época, la alcaldesa de la localidad era Garazi Urrestarazu, de Bildu. Este periódico se ha puesto en contacto con ella para preguntarle a este respecto y ha dicho no recordar haber visto el vídeo. Ha declinado hacer más declaraciones sobre el Ospa Eguna de aquel año. La edición anterior tuvo repercusión en los medios de comunicación.

En aquella ocasión, simularon un desfile militar por las calles del pueblo en el que mezclaban la bandera de España con la bandera nazi o al rey Juan Carlos con la Falange. En otros vídeos de esta iniciativa que circulan por Internet se puede apreciar incluso a niños participando en una simulación de carga policial en la que unos falsos antidisturbios son obligados a retroceder ante el empuje de los vecinos del pueblo como se puede apreciar en este vídeo difundido por Ahotsa.info.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba