La Manada La Policía Nacional investiga la difusión de los datos personales de la víctima de 'La Manada'

Los agentes especializados en ciberdelincuencia se encuentran analizando, especialmente, la filtración del DNI de la joven madrileña

La Policía Nacional investiga la difusión de los datos personales de la víctima de 'La Manada'
La Policía Nacional investiga la difusión de los datos personales de la víctima de 'La Manada'

La Policía Nacional está analizando la difusión de datos personales de la víctima de 'La Manada' por parte de integrantes de foros de Internet como Forocoches o Burbuja.info, según informan a Vozpópuli fuentes de dirección general de la policía. 

Estas mismas fuentes precisan que son los agentes especializados en Ciberdelincuencia los que están investigando el caso. Se centran especialmente en la difusión del DNI de la joven madrileña que fue víctima de abusos sexuales por parte del grupo de sevillanos.

Se trata de una actuación "perseguible y sancionable", pues el Código penal español contempla el delito de descubrimiento, revelación y difusión de secretos (Art 197 a 201), así como la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Tal y como publicó este periódico, se han filtrado supuestos datos personales de la víctima de 'La Manada'. Cruzando datos publicados en prensa han conseguido su nombre, dos apellidos, un par de fotos, varios vídeos de Youtube y acceder a su perfil de Linkedin.

Los hilos principales han sido borrados pero algunos foreros siguen publicando información confidencial y protegida por la justicia mientras se jactan de la hazaña. 

Parte de esa información la subieron a Zeronet, una subred dentro del Internet alternativo que está descentralizada y donde sus usuarios se conectan mediante tecnología P2P. Y lo hicieron de madrugada, para que durase más tiempo 'online'. En este sentido, los agentes están intentado localizar quien ha podido difundir los datos y de dónde se han podido extraer.

El caso 'La Manada'

La madrugada del 7 de julio de 2016 la joven de 18 años acudió a denunciar una violación sufrida en un portal la primera noche de las fiestas de San Fermín. Ni siquiera tenía móvil para avisar a nadie porque se lo habían robado.

Un año y nueve meses después, se conocía la sentencia: el tribunal de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a nueve años de prisión a los cinco jóvenes sevillanos sólo por abuso sexual, y descarta la agresión sexual.

La noticia cayó como un jarro de agua fría tanto en casa de la víctima como en las calles, donde durante estos días se han manifestado numerosos colectivos sociales bajo el lema "Yo sí te creo". 

La víctima, que se había mantenido en el anonimato desde que la noticia saltó a la esfera pública, no acudió a la lectura del fallo; y tampoco los cinco acusados. Pero la familia de la joven sí comunicó su malestar a este periódico el mismo día de la sentencia: "Nos parece muy poco, es insuficiente", decían. 

La sentencia argumenta que para que haya violencia, tendrían que darse “golpes, empujones, desgarros; es decir, fuerza eficaz y suficiente para vencer la voluntad de la denunciante y obligarle a realizar actos de naturaleza sexual”.

Asimismo, para que haya intimidación, consideran los jueces que debe darse "la amenaza o el anuncio de un mal grave, futuro y verosímil, si la víctima no accede a participar en una determinada acción sexual". Según la resolución, en el caso de San Fermín no se dio ni una cosa ni la otra.



Volver arriba