OPERACIÓN FÉNIX

De 3.000 euros desde prisión a 600.000 en préstamos: así repatriaba Mario Conde el dinero

Más de 13 millones de euros enviados a España en los últimos 17 años a través de préstamos, ampliaciones de capital de empresas, facturaciones ficticias o simples ingresos en efectivo. Los investigadores sospechan que el ex banquero empezó a traer de vuelta a España el dinero saqueado de Banesto primero con pequeñas remesas mientras estaba encarcelado y ha terminado por mover cientos de miles de euros con productos financieros.

El expresidente de Banesto, Mario Conde, abandona su domicilio detenido por la guardia civil
El expresidente de Banesto, Mario Conde, abandona su domicilio detenido por la guardia civil EFE

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, Santiago Pedraz, la fiscal Anticorrupción Elena Lorente y los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han recabado sólidos indicios de que el ex banquero Mario Conde y su red de estrechos colaboradores introdujeron en España desde el año 1999 hasta hoy más de 13 millones de euros procedentes presuntamente de los fondos apropiados y nunca recuperados del saqueo del 'caso Banesto'. Eso sí, de diferente manera y por distintas cuantías a lo largo de este largo periodo de tiempo. Así, el ex presidente de la extinta entidad financiera comenzó trayendo pequeñas cantidades en metálico mientras aún estaba en prisión a través de personas de su confianza y terminó repatriando cientos de miles de euros gracias a un complejo entramado societario en el que los fondos iban de una empresa a otra mediantes falsos préstamos, ficticias ampliaciones de capital y facturaciones por trabajos inexistentes.

Las pesquisas que han dado lugar a la 'Operación Fénix' -en alusión al ave de la mitología griega que se consumía por acción del fuego cada 500 años para resurgir de sus propias cenizas- comenzaron en septiembre de 2014. Entonces, el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac), dependiente del Ministerio de Economía, alertó a la Fiscalía Anticorrupción de "movimientos de dinero sospechosos" relacionados con el ex presidente de Banesto. El Ministerio Público abrió diligencias de investigación que acabaron con la presentación de una querella en la Audiencia Nacional el pasado mes de marzo por una larga lista de delitos: blanqueo de capitales, organización criminal, frustración de la ejecución y ocho delitos contra la Hacienda Pública.

En la 'Operación Fénix' se investigan delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal y organización criminal

El 'modus operandi' presuntamente utilizado por Mario Conde y sus testaferros consistía en traer el dinero a nuestro país a través de empresas instrumentales asentadas en Suiza, Reino Unido y otros países mediante diversas operaciones financieras como préstamos entre sociedades, ampliaciones de capital de las mercantiles asentadas en España, facturaciones por trabajos inexistentes o simples ingresos en efectivo, según han confirmado a Vozpópuli las divarses fuentes cercanas a la investigación consultadas. En un primero momento, esas remesas de dinero eran modestas, de no más de 3.000 euros. Era 1999 y ex banquero aún cumplía condena. Los fondos iban supuestamente destinados a mantener a su familia.

Sin embargo, las mismas fuentes detallan que esta operativa cambió una vez que recuperó la libertad en 2008, tras haber pasado once años en prisión y tres más en régimen abierto. Entonces, el ex banquero presuntamente organizó un complejo entramado societario compuesto por empresas asentadas en nuestro país y fuera de él, en el que su papel estaba diluido cuando no absolutamente oculto. "Era un sistema sencillo, pero muy eficaz", apuntan fuentes cercanas a la investigación, que señalan que a partir de ese momento las cuantías de los capitales repatriados fueron aumentando progresivamente. Primero pasó a 9.000 euros. Luego, a 18.000. Y así fue crecieron hasta que los envíos de dinero disfrazados de préstamos y ampliaciones de capital para algunas de sus empresas alcanzaron los 600.000 euros. 

Su hijos, en las sociedades investigadas

Para evitar ser pillado por el fisco, las mercantiles usadas por el ex banquero estaban a nombre de terceras personas, entre ellos sus propios hijos. Así, por ejemplo, Alejandra y Mario Conde Arroyo controlaban la sociedad Barnacla S.A, empresa de la que dependía a su vez la mercantil Hogar y Cosmética Española, dedicada a la comercialización de productos de limpieza y supuesto epicentro de la trama desde su sede en Torrejón de Ardoz (Madrid). Además, la hija figuraba como administradora única de la mercantil Gestión Integral de Aceite S.L, dedicada a la comercialización de productos lácteos, huevos y aceite, y aparecía como administradora solidaria de otras compañías como Demerquisa SA y Black Royal Oak.

Junto a ellas aparecen sociedades en el Reino Unido y Suiza aparentemente sin conexión y que serían las titulares de las cuentas aún no localizadas donde el ex banquero mantiene oculta su fortuna. Dos de estas últimas mercantiles son Galloix Holding SA y Kaneko Holding SA con sede en Ginebra. Entre todas ellas, se cruzaban diferentes facturas por trabajos inexistentes. Así, se han encontrado facturas pagadas por estas mercantiles extranjeras por servicios de asesoramiento o, simplemente, por la organización de eventos que nunca existieron.

Conde empezó repatriando a España remesas de 3.000 euros para mantener a su familia en 1999, cuando aún estaba encarcelado, 

Lo cierto es que si bien la 'Operación Fénix' se ha saldado por el momento con la detención de Mario Conde, sus vástagos, su yerno Fernando Guash, el abogado Francisco Javier de la Vega y los presuntos testaferros Francisco de Asís Cuesta, María Cristina Álvarez Fernández y Roland Stanek, la querella de Anticorrupción se dirige contra siete personas más que serán citadas a declarar en calidad de investigados por el juez Santiago Pedraz, según informan fuentes jurídicas. Todos ellos, algunos trabajadores de sus fincas, han colaborado supuestamente con el ex banquero en el presunto fraude fiscal y 'lavado' de dinero del 'caso Banesto' pero no forman parte del "núcleo duro" de la trama.

El ex banquero gallego ha pasado la noche en los calabozos de las dependencias de la Guardia Civil en Tres Cantos (Madrid) a la espera de ser interrogado por los agentes del Instituto Armado. Una vez que los ocho arrestados comparezcan ante la UCO, pasarán a disposición judicial en la Audiencia Nacional. Será el momento clave cuando la Fiscalía Anticorrupción solicite o no medidas cautelares para todos ellos.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba