El consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, ha afirmado este lunes que el simposio 'España contra Cataluña: una mirada histórica (1714-2014)' "responde a cierta obviedad" con ejemplos que llegan hasta la actualidad, según recoge Europa Press. 

En declaraciones a la prensa tras participar en un acto en Barcelona, ha descartado que este ciclo incite al enfrentamiento, y se ha mostrado "convencido" de que participarán intelectuales y académicos de todas las perspectivas.

Ha considerado que se trata de una perspectiva histórica de 300 años complicados que llega hasta nuestros días con la "cerrazón a la tercera vía que Cataluña ha estado reclamando durante 30 años".

"Los ciudadanos tienen la percepción de que no se ha sido correspondiente al compromiso de Cataluña en el desarrollo de España", ha expuesto, y ha puesto ejemplos de actuaciones del Gobierno central que cuentan con la oposición de la Generalitat, como la ley Wert de educación, la ley de unidad de mercado --en el sector servicios--, y que en infraestructuras el ejecutivo central prefiere privatizar a descentralizar.

En todo caso, el consejero ha destacado que las aspiraciones de Cataluña siguen la vía "democrática, pacífica y legal" y, en este sentido, ha lamentado que el Gobierno central responde siempre a la defensiva, como en su negativa a que Cataluña convoque una consulta a los ciudadanos sobre su futuro político.

Consulta

Tras las declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que no puede ni quiere autorizar la consulta, Puig ha sostenido que es "imparable" si cuenta con el apoyo de una gran mayoría social.

Ha aseverado que siendo así, "no hay Constitución ni presidente que lo pueda parar", y que la actitud a la defensiva del Ejecutivo español no tiene razón de ser.