España

Unidos Podemos sueña con 104 escaños para lograr la rendición de Sánchez

Fuentes de la coalición que lideran Iglesias y Garzón creen que esta cifra, 12 más que la atribuida por el CIS, obligaría a los socialistas a pactar con ellos. Serviría para neutralizar otro posible acuerdo entre PSOE y Ciudadanos.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón. EFE

“Es posible que ahora haya encuestas que empiecen a decir que ya hemos tocado techo, pero no es así, no somos un partido político y nuestro techo no está hecho de números”. Así se pronunció el secretario Político y jefe de campaña de Podemos para el 26-J, Íñigo Errejón, en el mitin del pasado domingo celebrado de Valencia. De esta forma, y tres días después de la publicación del CIS preelectoral, que atribuía a la coalición de Unidos Podemos y sus confluencias una horquilla de 88-92 escaños, Errejón animó a los suyos a echar el resto para mejorar este pronóstico en las urnas. En la cúpula morada, según fuentes internas consultadas por Vozpópuli, ven todavía un amplio margen de crecimiento, tanto que ya hablan de una cifra mágica, la de 104 diputados, que, en base a sus cálculos, sería determinante, trascendental, para aupar a Pablo Iglesias a la Presidencia del Gobierno. Ya no vale sólo con el sorpasso.

En concreto, los estrategas de Podemos creen que esta cifra serviría para neutralizar otro posible acuerdo entre PSOE y Ciudadanos, apuntan las mismas fuentes. En las cuentas más favorables que hacen desde la formación morada, los socialistas bajarían hasta los 72 escaños (90 obtuvieron el 20-D y entre 78-80 les dio el CIS el jueves), mientras que el partido de Albert Rivera no pasaría de los 32 escaños (40 consiguió en diciembre y alguno menos le otorgó el sondeo preelectoral de la pasada semana). La suma de socialistas y naranjas estaría, por tanto, en torno a esos 104 diputados que miembros de las cúpulas de Unidos Podemos esperan cosechar (la porra de Iglesias de cara al 20-D fue de 102 para su partido).

En las cuentas más favorables que hacen desde la formación morada, el PSOE bajaría hasta los 72 diputados (90 tuvo el 20-D)

Además, tal y como relatan las fuentes citadas, si el PSOE obtiene 72 escaños y Unidos Podemos supera el centenar de actas, la mayoría absoluta estaría en el bolsillo. Con los 72 escaños de los socialistas y los anhelados 104 de Unidos Podemos y sus mareas, la alianza alcanzaría los 176 diputados que abren las puertas de La Moncloa a la primera votación. De esta forma, en el partido de Iglesias mantienen que si finalmente superan al PSOE en votos y escaños y a los socialistas no les vale con el apoyo de Ciudadanos, Pedro Sánchez se verá obligado entonces a pactar con ellos. Estará ante lo que denominan en el lenguaje de Podemos la “encrucijada histórica".

El propio Iglesias se refirió a esta cuestión en una entrevista con El Paíspublicada este lunes. “Están en medio de una encrucijada, de un debate histórico, en el que van a tener que tomar dos opciones. O acuerdo con el PP o acuerdo con Podemos. Intentaron una vía que no tenía los números. Y creo que la decisión se les vuelve a plantear ahora. Hay un nuevo espacio de cuarta socialdemocracia por construir a partir del fracaso de la tercera vía. Y nosotros no podemos construirlo solos. Necesitamos hacerlo con lo que significa el Partido Socialista”, señala el líder de Podemos.

De no hacerlo, de no estrechar la mano de Unidos Podemos y aupar a Pablo Iglesias a la Presidencia del Gobierno, el PSOE sólo podría abstenerse bien para permitir un Gobierno del PP o para ir a unas terceras elecciones generales. Esa abstención de los socialistas para facilitar un Ejecutivo presidido por los populares la ven probable en el seno de la formación morada, pero creen que el PSOE quedaría retratado para siempre. No obstante, en Podemos están convencidos de tal estigma no conduciría a los socialistas a convertirse en un partido menor en el futuro, como le ha ocurrido al PASOK griego. Lo explicaba así Iglesias en la citada entrevista con El País: “(El PSOE) Se vería lastrado electoralmente, pero seguiría siendo una fuerza en el sur de España y en las Castillas. Perderá fuerza pero seguirá siendo importante”.

Rechaza entregar a Podemos el timón del gobierno

Entretanto, en el PSOE se repiten las voces que apelan al entendimiento con Unidos Podemos tras el 26-J, pero en ningún caso contemplan investir a Pablo Iglesias. El cabeza de lista del PSOE por Guipúzcoa y exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, lo escribe de esta manera en un artículo en elsocialistadigital.com: “Los socialistas somos, por encima de todo, la gente responsable en la izquierda que deberá conducir el gobierno y las enormes transformaciones pendientes”. Pero con más votos y escaños que el PSOE, como vaticina el CIS, el líder de Podemos nunca dejaría a los socialistas “conducir” el gobierno. Ya no pediría una vicepresidencia, sino la cartera de jefe del Ejecutivo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba