LOS SECRETOS DEL SUMARIO

Los 'otros Granados' de Púnica: emails destapan fiestas gratis a más políticos

Los correos electrónicos intervenidos en los equipos informáticos de Waiter Music, la empresa de la trama que acaparaba la organización de festejos en localidades de Madrid, revelan supuestas comisiones 'en especie' a numerosos cargos públicos similares a las que recibió el antiguo número 2 del PP madrileño.

Granados abandona su domicilio en un coche custodiado por agentes de la Guardia Civil el día de su detención.
Granados abandona su domicilio en un coche custodiado por agentes de la Guardia Civil el día de su detención. EFE

El cumpleaños 'gratis total' de Francisco Granados no fue el único del 'caso Púnica'. Los ordenadores intervenidos por la Guardia Civil en octubre en la sede de Waiter Music SL, la empresa de la trama que acaparó presuntamente de modo irregular durante años los contratos para organizar los festejos populares de cerca de medio centenar de localidades de la Comunidad de Madrid y que obsequió con una fiesta de 10.000 euros al exsecretario general del PP madrileño, almacenaban numerosos correos electrónicos intercambiados por empleados de la compañía entre ellos y con cargos públicos en los que se apunta a la existencia de numerosos pagos 'en especie' a cambio del amaño de adjudicaciones, según han asegurado a Vozpópuli trabajadores de dicha empresa. Este extremo, que no aparece en los tomos del sumario hechos públicos hasta ahora, ha sido confirmado a este diario por fuentes cercanas a la investigación que señalan que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6. Eloy Velasco, tiene abierta una línea de investigación en este sentido y ya ha encargado informes sobres dichos mensajes a la Unidad Central Operativa (UCO).

Trabajadores de Waiter Music aseguran a 'Vozpópuli' que la trama Púnica camuflaba el pago de estas fiestas con el cruce de facturas con otra empresa

Siempre según los trabajadores que han contactado con este periódico, dichos 'emails' son "una clara prueba" de que algunos responsables de los consistorios que adjudicaban la organización de sus festejos a Waiter Music recibieron supuestamente como contrapartida fiestas 'gratis total' para celebraciones particulares "o, en la mayoría de los casos, para actos de sus campañas electorales". "La instalación de castillos hinchables en mítines eran, de hecho, de lo más reclamado porque atraía a potenciales votantes a través de sus hijos", destacan estas fuentes. Todo ello supuestamente sufragado con el 'inflado' de las facturas que la empresa cursaba a los Ayuntamientos por las adjudicaciones que recibían y en cuya trama intervenía presuntamente una segunda compañía con sede en Torrejón de Ardoz que también ha aparecido en los 'pinchazos telefónicos' de los principales cabecillas de la trama. Ambas se cruzaban facturas en concepto de "comisión concierto" al que añadían el nombre del artista que actuaba y la localidad en la que lo hacía para camuflar dichas comisiones. Siempre según estas fuentes, entre los políticos más 'agraciados' junto a Granados figura la anterior alcaldesa de un municipio situado al noreste de la capital.

Los trabajadores consultados aseguran no haber declarado aún en el sumario, dato que también ha sido confimado a este diario por fuentes cercanas a la investigación, que no descartan que se les haga comparecer en los próximos meses. No obstante, este tipo de pagos 'en especie' a cargos públicos ya es investigado por la Guardia Civil. De hecho, la parte del sumario conocido recientemente destacaba que uno de los beneficiados con estas fiestas 'gratis total' fue, precisamente, Granados. Fue el dueño de Waiter Music, el empresario José Luis Huerta, detenido en octubre e imputado en la causa, quien admitió en su declaración ante los agentes haber pagado la celebración del cumpleaños de político de 2009, cuando todavía era secretario general del PP de Madrid. Una fiesta en la casa de campo del político en el municipio madrileño de Valdemoro que incluyó la instalación de un escenario, cuatro músicos y castillos hinchables para los niños. En total, al menos 10.000 euros, según Huerta, que nunca fueron abonados por Granados. El empresario aseguró entonces que el dirigente regional 'popular' le dijo que “ya echaremos cuentas y hasta hoy".

2.500 euros en canapes "y otras cosas"

Ésta no fue, sin embargo, la única celebración de cumpleaños de Granados con la que la Guardia Civil vincula al empresario. El pasado año, en 2014, éste abonó 2.500 euros en canapés "y otras cosas que se le llevaron" para otra fiesta, según declaró él mismo a los agentes. No obstante, José Luis Huerta negó en todo momento que hubiera habido relación entre este 'regalo' y el hecho de que "al mes siguiente de la fiesta de Granados por su cumpleaños, en enero, se le adjudicara un concurso". Sin embargo, un informe de la Agencia Tributaria presente en el sumario apunta en el sentido contrario. Según éste, en sólo cinco años este empresario, a través de Waiter Music SL, obtuvo contratos del Ayuntamiento de Valdemoro, auténtico epicentro de la trama y donde el dirigente regional del PP fue alcalde, por más de seis millones de euros.

Los 'emails' de Waiter Music apuntan al pago de celebraciones particulares y de parte de los actos de las campañas electorales de algunos alcaldes madrileños

Así, en 2004, las adjudicaciones ascendieron hasta los 750.000 euros, para en los doce meses siguiente incrementarse hasta el millón. En 2006, la facturacion al consistorio madrileño siguió subiendo hasta el millón y medio, para al año siguiente alcanzar los 1,6 millones. En 2008, bajó un poco, aunque también superó el millón de euros. En concreto, 1,3. En los interrogatorios, la fiscal Anticorrupción destacó que las "máximas adjudicaciones" a Waiter Music en Valdemoro se registraron cuando Granados y su sucesor, el exdiputado regional también imputado José Miguel Moreno Torres, estaban al frente del Ayuntamiento, y que, además, esta emprea consiguió otros contratos de la Administracion autonómica madrileña, entre ellos de las empresas públicas Arpegio e Instituto Madrileño del Desarrollo, de las que el exdirigente regional del PP era administrador.

Esta forma de acaparar los concursos fue explicada por el propio Huerta ante el juez Velasco con el argumento de que su empresa ganaba porque se presentaba sóla ya que las otras mercantiles interesadas finalmente desistían. Excusa, que, sin embargo, la investigación ha demostrado como falsa, ya que sí acudieron otras compañias, muchas veces con mejores ofertas, pero finalmente siempre se llevaba los contratos Waiter Music. Huerta lo justificó en que "yo ofrecía un concierto de mucho calibre y otro ofrecía un concierto más baratito". En todo momento negó el "reparto" de dinero a cargos públicos por estas adjudicciones ya que aseguraba ir "al límite" para ganar con ofertas muy ajustadas y márgenes pequeños. Los investigadores sospechan que no es así y que, a la vista de los 'emails' de los ordenadores de su empresa, más políticos consiguieron fiestas 'gratis total' por adjudicaciones supuestamente irregulares. Fueron los otros Granados.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba