España

Carme Forcadell pasará de ser la “adversaria del Estado español” a presidir el Parlament

Pasará de haber agitado las masas independentistas en contra de España a presidir un cámara autonómica de la que niega cualquier legitimidad en el marco constitucional.

Carme Forcadell.
Carme Forcadell. EFE

Carme Forcadell dejará la rabia de sus discursos en las calles contra todo lo que representa España a sentarse en el cómodo sillón de presidenta del Parlamento de Cataluña, la segunda institución del Estado por detrás del presidente de la Generalitat. Con toda probabilidad y salvo desacuerdo de última hora, Forcadell pasará de haber presidido con "puño de hierro" la asociación separatista Assemblea Nacional Catalana (ANC) y haber incendiado sus discursos en la calle en contra de España a "moderar" la política catalana desde la presidencia del Parlament a partir del próximo lunes.

Presidenta del Parlament sin ser neutral

Desde la oposición de Ciudadanos, PP y PSC se ha acusado a ERC de proponer a Carme Forcadell, una "candidata que no es neutral porque es marcadamente independentista y su acción beneficiará a las fuerzas secesionistas en la próxima legislatura catalana", afirman a Vozpópuli sus dirigentes. Lo cierto es que Forcadell no es nada neutral en el desafío independentista lanzado desde el año 2012 por Artur Mas, con el apoyo de la ERC de Oriol Junqueras. Sino todo lo contrario.

Entre las declaraciones y soflamas en contra de España y del Gobierno del PP lanzadas por Forcadell destaca unas declaraciones suyas en mayo de 2013 en las que aseguraba: "¿Por qué hacemos caso a lo que diga el Estado español? No acatamos". 

"Nuestro adversario es el Estado español"

O las que pronunció también ese mismo año: "Nuestro adversario es el Estado español, lo debemos tener muy claro" –dijo en una reunión de la ANC-. Y añadió Forcadell en ese mismo evento en defensa de la hoja de ruta ilegal e independentista de apoyo a Artur Mas: “Nuestros adversarios también son los partidos políticos españoles que están en Cataluña, como el PP y Ciudadanos". "Estos son nuestros adversarios, el resto, somos nosotros, el pueblo catalán (el poble) y solo nosotros somos los que lograremos la independencia”, exclamó.

La que fuera presidenta de la ANC –que desde 2012 ha recibido todo el apoyo institucional y organizativo por parte de la Generalitat- hasta el pasado mes de mayo, cuando fue sustituida por Jordi Sànchez, concurrió a las pasadas elecciones como número dos de la coalición de Junts pel Sí –donde se integró Artur Mas como candidato a la reelección a la presidencia de la Generalitat-, detrás del comunista y exeurodiputado Raül Romeva y precediendo a la también expresidenta de Òmnium, Muriel Casals, los tres independientes.

La Mesa del Parlament será de mayoría independentista

En el pacto de julio entre CDC, ERC y las entidades separatistas se acordó que la presidencia del Govern recaería en los convergentes, siendo Artur Mas su candidato, y que la vicepresidencia del Ejecutivo y la presidencia de la Cámara sería para ERC. La Mesa del Parlament tendrá mayoría independentista, algo que ha provocado la reacción del resto de formaciones no separatistas que denuncian dicha mayoría a favor de la secesión que no refleja el resultado electoral donde más de dos millones de catalanes no votaron la hoja de ruta ni de Junts pel Sí ni de la CUP.

Precisamente es gracias a ERC que Carme Forcadell dejará los discursos agitadores en las calles para acomodarse en una institución tan relevante como el Parlament, que debe velar por mantener la pluralidad y la neutralidad en una cámara autonómica, aunque a Forcadell le cuesta pronunciar cualquier término vinculado a autonomismo. Forcadell ha sido funcionaria del Departamento de Enseñanza de la Generalitat y concejal de ERC en Sabadell. Se la requirió para formar parte de un grupo de 40 personas que debían crear una entidad que quería unir el independentismo y organizar consultas de autodeterminación que comenzaron en Arenys de Munt. Tras dos años y medio de conversaciones nacía la ANC, Forcadell fue elegida su primera presidenta.

Pese a militar en ERC, la expresidenta de la ANC apoyó a Mas para organizar las grandes manifestaciones de independentistas en las últimas Diadas desde 2012. Y este año logró posicionarse en la lista de Junts pel Sí como segunda en la lista de CDC y ERC, una de sus “principales batallas por ganar” desde la ANC.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba