España

Madrid-Calle 30 paga 3,3 M. por semáforos y controles automáticos que no existen

Si no se pueden revertir los contratos se podría pagar 14 millones de euros hasta 2040.

Imagen de los túneles de la M-30.
Imagen de los túneles de la M-30. EP / Ayto. Madrid.

El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha dado a conocer este martes un nuevo sobrecoste encontrado en la sociedad Madrid Calle 30, que ha pagado 3,3 millones de euros a EMESA por el mantenimiento de un sistema de regulación de los semáforos y de sensores termovelocimétricos y ópticos que no existen, con la sospecha de que el pago del mantenimiento podría estar duplicado porque ya se recogió su coste en el contrato inicial de la sociedad con el socio privado.

Si no se pueden revertir los contratos se podría pagar 14 millones de euros hasta 2040, "dinero público que no se habrá ido por el sumidero sino que pasará a engordar las cuentas de la empresa privada", ha manifestado Sánchez Mato en los pasillos del Pleno de Cibeles. EMESA está participada mayoritariamente por Dragados y Ferrovial.

Se sospecha que el pago del mantenimiento podría estar duplicado porque ya se recogió su coste en el contrato inicial con el socio privado

El coste anual del sistema regulador de semáforos alcanza los 1.518 euros, mientras que el de los sensores es de 7.300 euros. Todo apunta a que estos pagos están duplicados porque dichos costes ya se incluyeron en el contrato inicial con EMESA en 2005 y a pesar de ello se volvieron a incluir en el modificado del contrato de 2007. La sociedad también paga cada año al socio privado por encargarse de varios controles que se ejecutan de forma automática o por otras áreas del Ayuntamiento, como la verificación de la comunicación desde el centro de control de los sistemas de captación de tráfico o la comprobación  del funcionamiento y correcta comunicación con los sistemas de paneles de mensaje variable.

Estos controles se ejecutan de forma automática por el software del Sistema Inteligente de Tráfico o por el Área de Movilidad del Ayuntamiento y, a pesar de ello, Madrid Calle 30 le paga a EMESA por estos servicios 297.519 euros al año. No es la primera vez que sale a la luz una infracción del contrato firmado.

El pasado 9 de mayo Madrid Calle 30 procedió a la incoación de dos expedientes relativos al cumplimiento de condiciones contractuales. Uno de los expedientes se refiere al servicio de telecontrol de alumbrado, por el que el Ayuntamiento ha desembolsado cerca de 2,5 millones de euros, y el otro a la formación impartida al personal de la sociedad mixta. Además ayer mismo se hizo público que el mantenimiento de una red de estaciones meteorológicas de Madrid Calle 30 ha costado más de 1,5 millones de euros a pesar de que la misma no existe.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba