El Liberal - Política

Patinazo de Colau con las licencias de obras privadas y el coronavirus

La alcaldesa de Barcelona pide a los promotores que paralicen sus proyectos en Barcelona cuando carece de competencias y cuando el Gobierno no va a exigirlo

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona.
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona. Efe.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha vuelto a hacer unos de sus característicos brindis al sol, tan típicos de su política de gestos y su falta de proyectos que tanto le critican los partidos de la oposición en el consistorio barcelonés. Esta vez, el patinazo de Colau ha sido con las 13.000 licencias de obras que el Ayuntamiento de Barcelona ha concedido a promotores privados y que la alcaldesa ha pedido que se paralicen de forma inmediata, cuando se trata de algo que no está en su mano y que materialmente (y con el actual decreto de alarma en la mano) no se puede cumplimentar.

El llamamiento de Colau ha caído, por lo tanto, en saco roto ya que el Gobierno de Pedro Sánchez no tiene ninguna intención de suspender las licencias de obras de todo el Estado, excepto las imprescindibles para casos de emergencia o para reponer servicios esenciales como pide la alcaldesa de Barcelona. Para hacerlo tendría que incluir este supuesto en el decreto de prórroga del estado de alarma, algo que no tiene ninguna intención de hacer y que tampoco le ha pedido su socio de gobierno y compañero ideológico de Colau, Pablo Iglesias.

Colau, que ya ha vuelto a la vida activa y presencial en el Ayuntamiento de Barcelona, después de pasar dos semanas confinada de forma preventiva en su domicilio, ha subrayado que es necesario reducir todavía más la actividad de Barcelona, y que igual que se paralizaron las obras públicas municipales, debería hacerse lo propio también con las privadas. Pero como no puede hacerlo, sí que en cambio ha aumentado los controles de la Guardia Urbana que ha “endurecido” las inspecciones siendo más meticulosa con “el cumplimiento de los criterios de higiene y salud”, ha explicado Ada Colau.

Baja el tráfico de Barcelona en las horas punta

La alcaldesa ha reconocido que “el confinamiento está funcionando porque actividad (de Barcelona) ha bajado mucho y la movilidad cada día es menor”. Según los datos municipales, el tráfico en la hora punta (de 7 a 10 horas) en los accesos a la ciudad se ha recortado en un 69% respecto al habitual, mientras que en las rondas ha caído hasta el 59%. Las bicicletas solo circulan en un 90% y el metro y el autobús urbano han recortado usuarios entre un 80% y un 95%.

Por contra, Colau ha lamentado que los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana han levantado 104 actas de inspección en locales y ha efectuado 590 advertencias a sus propietarios por saltarse las restricciones. Además, se han tramitado 7.164 denuncias y realizado 15.676 avisos a personas por no cumplir con las normas de confinamiento fijadas por el decreto.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba