El Liberal - Política

Torra frena las polémicas encuestas independentistas en los colegios tras la denuncia ante la Alta Inspección

La Consejería de Educación da la orden de parar las encuestas en los colegios catalanes, un proyecto de la Universidad de Lérida que contaba con asignación económica del Ministerio de Economía, con Nadia Calviño al frente

Alumnos en un colegio en una imagen de archivo.
Alumnos en un colegio en una imagen de archivo. EFE

La Generalitat ha frenado las encuestas a alumnos sobre su afinidad independentista, realizadas en algunos colegios de Tarragona, tras la denuncia ante la Alta Inspección, la Subinspección Educativa en Cataluña y ante el Defensor del Pueblo, interpuesta por la Asociación por una Escuela Bilingüe (AEB) contra la Consejería de Educación.

El departamento dirigido por Josep Bargalló ha dado la instrucción tras estas quejas de las familias contra la institución, según ha corroborado El Liberal. La orden ha llegado también después de que el PSC haya pedido la comparecencia de Bargalló ante el Parlament.

Las encuestas, repartidas por varios colegios de Tarragona, exigían a los alumnos escribir el nombre y apellido para después mostrar su afinidad con el independentismo, incluso eran obligados aquellos que se negaban a responder. 

El polémico sondeo, con nombre y apellidos

Este cuestionario es un proyecto Universidad de Lérida, financiado en parte por el Ministerio de Economía, dirigido por Nadia Calviño. El cuestionario serviría para conocer la integración cultural y lingüística de los alumnos inmigrantes. 

En el sondeo se pide a los alumnos que se identifiquen con sus nombres y apellidos y, según la denuncia formulada por la AEB, si bien se presenta como un estudio voluntario, "los institutos han obligado a los menores responder". Así le consta a la entidad en, al menos, un centro, el instituto El Morell, en el que "los alumnos se vieron acorralados en clase por el tutor para responder".

Algunos de ellos se dieron cuenta de lo anómalo de tener que identificarse con nombres y apellidos en la propia encuesta y así se lo informaron al tutor. Pero este insistió en que estaban obligados a responder a las preguntas, según ha explicado a El Liberal Ana Losada. Ante estas quejas, la Generalitat ha optado por poner el freno y analizar el estudio conjuntamente con la universidad. 

La encuesta no era anónima, tal y como aseguraban desde los colegios. "Los alumnos reciben una encuesta de 16 páginas y en la página nº1 deben poner nombre y apellidos", ha señalado la AEB. "Los padres denuncian que no se dio la opción a no contestarla incluso a aquellos alumnos que rechazaron hacerla", han puntualizado.

Los alumnos deben dar a conocer su afinidad con el independentismo, con una valoración de entre 1 y 5, mientras intentan averiguar si los alumnos y sus familias se sienten o no adaptados a la cultura catalana o, por el contrario, se inclinan más por la española. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba