El índice de precios del consumo (IPC) cayó en Cataluña y en España un 0,7% en abril, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística(INE). Por primera vez este indicador entra en tasas negativas desde agosto de 2016. 

El organismo estadístico ha atribuido la disminución de la tasa interanual del IPC al abaratamiento de los carburantes, combustibles, electricidad y el gasóleo para calefacción. 

Respecto a los productos incluidos en el 'grupo especial bienes Covid-19', que incluyen los productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza para el hogar, comida para animales y cuidado personal, aumentan un 1,1% en abril respecto al mes anterior.

Dentro de este grupo, los alimentos frescos elevaron sus precios un 2,6%, destacando los aumentos de las legumbres y hortalizas frescas, que subieron un 10,4% respecto a marzo.