El Liberal

2.368 catalanes se presentan a oposiciones para ser funcionarios de la administración del Estado

El ambiente de hostilidad hacia funcionarios del Estado como Policías Nacionales, Guardia Civiles u otros cuerpos del Estado no hace mella entre los catalanes que buscan un empleo público

Universidad de Barcelona
Universidad de Barcelona EFE

El clima de hostilidad a España y su gobierno que se vive en Cataluña estos días no ha impedido que 2.368 catalanes se hayan presentado hoy a un examen de oposiciones para ocupar una plaza de administrativo o auxiliar administrativo de la administración general del Estado. Los exámenes se han celebrado hoy a las 13.00 en la Universidad de Barcelona sin que ninguno de los candidatos haya renunciado a su oportunidad de acceder a una plaza de funcionario del Estado. 

El número de catalanes que se presenta a una plaza de funcionario del Estado es muy relevante dado que de los 319.759 trabajadores públicos que hay en Cataluña solo el 8,1% pertenecen a la administración del Estado, o sea, 25.895. El 55% de los funcionarios catalanes trabaja en la Generalitat, un 28% en la administración local y un 8,8% en las Universidades públicas catalanas. El Estado es la administración con menor peso en Cataluña.

Número elevado de aspirantes

Los aspirantes suponen un número elevadísimo para una Comunidad Autónoma como Cataluña donde solo el 9,3% de los trabajadores son funcionarios. Es la región española con el porcentaje menor de trabajadores públicos sobre el global de trabajadores de todo el país.

La convocatoria de oposiciones de hoy era esperada con expectación dado que en los últimos tiempos muchos funcionarios de la administración de justicia, jueces y policías habían mostrado reticencias a ser destinados a Cataluña dado el clima de hostilidad hacia la administración del Estado promovida desde el entorno independentista.

Escenas como la de la secretaria de la comitiva judicial que realizo el registro en la Consejería de Justicia el 20 de septiembre de 2017, que obligo a Montserrat del Toro a huir por el tejado, el incendio de la delegación de hacienda en Lleida el 17 de octubre de 2019, el asedio a los familiares de los guardia civiles que viven en la Casa Cuartel de Manresa o el escrache a policías alojados en hoteles de la cosa catalana no han reducido ni un ápice el interés de miles de jóvenes catalanes por ocupar una plaza de funcionario del Estado.

En el ánimo de estos aspirantes no parece haber cuajado la idea de que Cataluña vaya a separarse de España próximamente, ellos creen que el Estado les ofrece un empleo fijo y con garantías de estabilidad.  



Volver arriba