Persistiendo en la errática política de la Generalitat ante el papel del ejército para combatir la pandemia, la consejera de Salud, Alba Vergés, dice ahora, en una entrevista en El matí de Catalunya Ràdio, que "necesitan manos, y manos también quiere decir que, si tienen médicos y enfermeras, pues que nos los pongan a disposición, no sólo personas de montaje y de logística", y reitera que así lo han pedido.

Respecto al hospital de campaña que se está haciendo en Sabadell, afirma que no está parado sino que "lo estamos montando entre todos". Se hará con paneles, no con tiendas, ya que "tenemos que intentar no montar hospitales de campaña que la gente tenga la percepción de que allí no está bien cuidada; cuanto más se parezca a un hospital, tanto para los profesionales como para los pacientes, pues mejor".