El Gobierno municipal de la alcaldesa Ada Colau y sus socios del PSC se han gastado 3,2 millones de euros en publicidad, prensa y comunicación durante el mes de mayo, lo que supone el 49% de un total de 6,5 millones de euros de contratos tramitados por emergencia. La mayoría de ellos han sido adjudicados desde la Gerencia de Recursos y como tramitación de emergencia apelando a la situación provocada por la pandemia de COVID-19, tal y como aparece en la web de transparencia del Consistorio de la capital catalana.  

En los 10 primeros días de este mes de mayo, en plena pandemia y con miles de contagiados y fallecidos, Colau ha adjudicado campañas publicitarias a Havas Media Group (1,3 millones de euros), Carat España (más de 1 millón de euros) o Zenith Media (605.000 euros), entre otros.

Crítica con los gastos de Trias

La alcaldesa Colau siempre fue critica con el gasto en campañas publicitarias por parte del Ayuntamiento cuando gobernaba el convergente Xavier Trias. "Dije durante la campaña que, si ganábamos las elecciones, miraríamos de racionalizar y reducir el gasto que hacía el Ayuntamiento en publicidad", aseguraba Colau en 2016. Una afirmación muy alejada de la realidad, cuando la propia web de transparencia del Consistorio demuestra que el Gobierno municipal que comparte con el PSC  destina más de la mitad de los contratos tramitados por la vía de emergencia a estos asuntos. 

Entre los contratos que aparecen en la web de transparencia destaca el de Creatividad campaña COVID, otorgado al creativo Nacho Martínez Padilla por un valor de 17.309 euros para la ejecución de la campaña Barcelona té molt poder (Barcelona tiene mucho poder). El contrato fue adjudicado por Colau el pasado día 9 y, cinco jornadas más tarde, la alcaldesa firmaba el nombramiento de Martínez Padilla como asesor adscrito a la Alcaldía, con un sueldo de 68.027 euros brutos anuales, según recogía el diario ABC.

El creativo de Carmena

Se da la circunstancia de que Martínez Padilla fue el director creativo del Ayuntamiento de Madrid durante la etapa de Manuela Carmena como alcaldesa. Participó en 2015 con el movimiento Madrid con Manuela, creado con el objetivo de conseguir la Alcaldía de la capital y en la que algunos ilustradores mostraban su apoyo a la candidata realizando dibujos del rostro de Carmena. Padilla es también integrante del Movimiento de Liberación Gráfica de Madrid, que apoyó la candidatura de Ahora Madrid.  

En la campaña electoral de las municipales de 2015, Ada Colau siguió un formato parecido al de Carmena con el Movimiento de Liberación Gráfica de Barcelona, que también realizó una serie de dibujos con la cara de la entonces candidata como muestra de apoyo durante su campaña a la Alcaldía de Barcelona. Entre los miembros destacados del grupo figuran el dibujante Miguel Gallardo y el diseñador Javier Mariscal, creador de Cobi, mascota de las Olimpiadas de Barcelona 92.  Ambos fueron premiados posteriormente por la alcaldesa, que les encargó el cartel de las fiestas de la  Mercè. Gallardo diseñó el del año 2016, mientras que Mariscal hizo lo propio en 2017. Una decisión que fue criticada duramente por la oposición en el Consistorio. 

Red de "amiguitos comunistas"

Críticas que vuelven a producirse ahora, tras conocer el encargo y la contratación de Martínez Padilla. Desde el PP, el concejal Oscar Ramírez ha calificado del cartel de "dudoso gusto" y, en lo referente a la contratación del asesor, ha señalado que es “una adjudicación a dedo de la red de amiguitos de la izquierda comunista”.

El concejal de ERC Jordi Coronas ha indicado, por su parte, que Colau "piensa que el Ayuntamiento es su cortijo". "Pagar 17.000€ por una campaña y contratar con un buen sueldo a la misma persona después de tres días, lo confirma", ha asegurado, "sobre el cartel, ya opinarán los profesionales". 

  

En las redes sociales el cartel se ha convertido en carne de meme y mofa por muchos usuarios que han criticado la nueva campaña del consistorio barcelonés en los propios perfiles de Twitter de Ada Colau y Nacho Padilla.