España recibió en mayo pasado 1,4 millones de turistas internacionales, un 83,5% menos que en ese mismo mes de 2019, antes de la pandemia, y el gasto que hicieron bajó un 82,9%, hasta 1.392 millones de euros.

La comparación con el mes de mayo de 2020 no procede, dado que en aquel mes no hubo entradas de turistas, con el país y prácticamente todo el mundo estuvo cerrado por la crisis del coronavirus.

Según las encuestas de entradas de turistas internacionales (Frontur) y del gasto que hicieron (Egatur) publicadas este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre enero y mayo de 2021 el número de turistas que visitaron España bajó el 69,7 %, hasta 3,2 millones, frente a los 10,6 millones en esos meses de 2020 y a 29,3 millones en 2019.

El gasto que dejaron en España los visitantes internacionales en los cinco primeros meses del año se situó en 3.349 millones, frente 30.500 millones en 2019 y a 11.700 millones en 2020.