Telefónica disparó un 118% su beneficio en el primer trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, con 886 millones de euros netos en ganancias, según las cuentas remitidas este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La multinacional española se ha beneficiado de una mayor eficiencia en la gestión y mejores tipos de cambio respecto a finales de 2020, aunque estos han seguido teniendo un amplio impacto en las cuentas.

Por su parte, el beneficio operativo antes de amortizaciones (Oibda) fue de 3.417 millones de euros, con un incremento orgánico del 0,3% respecto al mismo periodo del año anterior, debido a la reducción de los gastos operativos en un 9%.

En cuanto a la facturación, Telefónica ingresó 10.340 millones de euros, un 9% menos que en el mismo periodo de 2020 y un 1,3% menos en términos orgánicos, lo que supone un descenso menor que en otros trimestres y la tercera mejora trimestral consecutiva en este apartado.

Telefónica España ingresó 3.050 millones, un 0,9% menos

Telefónica España ingresó 3.050 millones de euros durante el primer trimestre de este año, un 0,9% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, con una mejora de la evolución de los ingresos de dos puntos porcentuales respecto al último trimestre de 2020, lo que la compañía considera que constata su recuperación.

El beneficio operativo antes de amortizaciones (Oibda) fue de 1.194 millones de euros, un 2,5% menos en términos reportados y un 4,6% menor en términos orgánicos si se compara con los resultados de entre enero y marzo de 2020.

Asimismo, los márgenes cayeron 0,7 puntos porcentuales hasta el 39,2% del Oibda.

La compañía ingresó 2.432 millones de euros en el segmento minorista, un 1,7% menos, y 536 en el negocio mayorista y otros segmentos, lo que supone una caída interanual del 0,2%.

Asimismo, la venta de terminales móviles supusieron 82 millones de euros para la arcas de Telefónica, un 29% más que en el primer trimestre de 2020.

En su presentación de resultados, la compañía asegura que su estrategia para el mercado español impulsa la "racionalidad competitiva" en el sector e indica que la actividad comercial fue afectada por un menor volumen de altas, concentración de fin de promociones y el reposicionamiento de tarifas en el primer trimestre.

A este respecto, Telefónica indica que el cliente ha batido cifras históricas de satisfacción y que la tasa de clientes ha mejorado, algo que espera que siga haciéndolo con las nuevas tarifas convergentes lanzadas en abril, que incluyen un móvil 5G, y con las que buscan ofrecer un "valor diferencial más evidente" a los segmentos más altos del mercado.

En materia de inversiones, la compañía gastó 334 millones de euros, un 2,9% menos que entre enero y marzo de 2020, aunque esta partida probablemente aumentará notablemente una vez se celebre la subasta de la banda de 700 MHz, prioritaria para el 5G en España, que se espera para los próximos meses.