La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha contratado los servicios del despacho Lexer para que le de apoyo jurídico en la judicialización y recuperación de préstamos impagados. 

Lexer, que emplea a 800 profesionales, es uno de los despachos especializados en servicios financieros adquirido por Magnum Capital, la mayor sociedad de capital riesgo española, fundada por Ángel Corcóstegui.

Ángel Corcóstegui.

La firma de inversión española inició el pasado año una operación de concentración de despachos especializados en recobro, en pleno auge de demandas colectivas contra bancos -cláusulas suelo, hipotecas con IRPH...-, fusionando las firmas Lexer, Medina Cuadros y Cobralia

La Sareb está modificando sus contratos con los grandes servicers recuperando algunas de las atribuciones cedidas

La intención de Magnum con esta operación es la creación de una gran plataforma de defensa de instituciones financieras, también aseguradoras, eléctricas o telefónicas, ante pleitos masivos.

Sareb, cambio de rumbo

De acuerdo a fuentes cercanas a la Sareb, la contratación de Lexer se ha llevado a cabo tras la celebración de un proceso de selección competitivo. El fichaje obedece a la reorganización acometida por el conocido como banco malo en la gestión de sus activos, que está suponiendo la modificación de la relación inicial que la Sareb mantenía con grandes servicers como Haya, Servihabitat, Solvia, o Altamira.

La Sareb ha ido renovando los contratos con estos grupos pero modificando los servicios adjudicados, con el objetivo principal de reducir costes. El organismo presidido por Jaime Echegoyen ha impulsado un nuevo modelo en el que se asumen los controles y supervisión de los préstamos.

Las fuentes consultadas explican que Sareb ha adjudicado a Lexer el control de supervisión y apoyo jurídico en la recuperación de préstamos impagados y en la presentación de demandas, así como la asistencia en los procesos concursales en los que se encuentran inmersos activos y préstamos que la Sareb trata de recuperar desde hace años.

A mediados de 2018 la Sareb estaba presente en cerca de 3.800 concursos de acreedores de inmobiliarias

Con la modificación planteada por la Sareb a los grandes servicers, el organismo está recuperando algunas de las atribuciones cedidas a estas sociedades y subcontratando a su vez actividades.

En 2018, según datos consultados por este diario, la Sareb estaba presente en cerca de 3.800 concursos de inmobiliarias declarados desde 2008, cuando estalló la burbuja del ladrillo, reclamando en total una deuda 9.000 millones de euros.

La Sareb, participado en un 45% por el Frob y el resto por entidades financieras, recibió 200.000 activos el año de su creación, en 2012, valorados en 50.781 millones de euros, de los que el 80% eran activos financieros, y el resto inmobiliarios. A mediados del pasado año había cancelado el 29,6% de la deuda que emitió en el momento de su constitución, y reducido su cartera total en un 33,8%, hasta los 33.636 millones de euros. 

Ángel Corcóstegui (Bilbao, 1951) fundó en 2006 Magnum, junto con Baldomero Falcones (expresidente de FCC), Enrique de Leyva (exprimer ejecutivo de McKinsey),y Joao Talone (expresidente del mayor grupo eléctrico portugués, EDP). Entre 1995 y 1998 ocupó el puesto de consejero delegado de Central Hispano y pilotó la mayor fusión bancaria ocurrida en España, la unión de Central Hispano con Santander.