Iberdrola ha puesto en marcha este miércoles la planta fotovoltaica Andévalo (Huelva). Un nuevo paso de la hoja de ruta de la energética en su inversión en renovables que no se frena con el coronavirus. Aunque su presidente, Ignacio Sánchez Galán, no ha evitado hablar de la crisis que se avecina. "Vamos a dejar una deuda pública sin precedentes a las futuras generaciones y tenemos la obligación moral de dejarles también una España mejor, más competitiva y más internacionalizada”, ha asegurado el ejecutivo. 

Unas palabras que ha escuchado atentamente el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que ha acompañado a Sánchez Galán en el estreno de su infraestructura en Huelva. Iberdrola se ha comprometido en este evento con la región a realizar una inversión en cinco años de cerca de 1.500 millones de euros y la creación de 5.500 puestos de trabajo. 

Galán ha insistido que la crisis económica afecta a todos los países del mundo y las soluciones que propone son: más inversión, más productividad y más estabilidad, seguridad jurídica e institucional. “Pero tenemos que correr”, ha apuntado. “Porque invertir en infraestructuras como Andévalo es generar el crecimiento y el empleo que necesitamos, a la vez que construimos un país mejor y más eficiente para futuras generaciones”.

El presidente de Iberdrola considera que depende la ciudadanía "ser capaces de afrontar una recuperación verde y rápida e inclusiva”. “Ahora más que nunca, debemos asumir que la construcción de un futuro mejor para los ciudadanos es responsabilidad de todos", ha resaltado en este acto de presentación de una infraestructura valorada en 28 millones y que generará 50 megavatios de energía renovable. 

Alianza 'verde'

La inauguración ha contado con la presencia del presidente de Heineken España, Guillaume Duverdier, ya que la electricidad renovable producida por Andévalo permitirá descarbonizar por completo el consumo de energía de las cuatro fábricas de Heineken en España y de sus oficinas. 

Heineken España ha recordado en este encuentro que el pacto les permite ser la primera cervecera española que elabora todas sus cervezas y cider con electricidad 100% renovable, acercándose al objetivo de ser una cervecera cero emisiones en 2025. 

La alianza de ambas compañías comenzó a fraguarse hace años y se extiende a otros países, como México y Brasil. A partir de ahora, millones de consumidores de Heineken en el país accederán a productos fabricados netamente con energía solar competitiva tras el acuerdo de compra venta de energía a largo plazo (PPA) alcanzado por ambas compañías. "El sol es el nuevo ingrediente secreto de las cervezas de la familia Heineken", ha destacado el máximo ejecutivo de la cervecera en España.