OHL avanza en la venta del 49% del histórico Old War Office de Londres. La compañía está cerca de alcanzar un acuerdo para deshacer su participación en la sociedad promotora 57 Whitehall Holdings tras dos años de negociaciones con el socio mayoritario, la familia Hinduja. 

Un avance de las negociaciones que adelantaba este jueves por El Confidencial y OHL ha confirmado este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía detalla en su comunicado que se encuentra en “negociaciones muy avanzadas” para cerrar este proceso. 

La venta del Old War Office de Londres, la ‘joya de la corona’ de la constructora de los Amodio junto al Proyecto Canalejas, irá destinada a rebajar el endeudamiento. La compañía vive una operación de reestructuración financiera que prevé rematar a final de mes y que contempla un recorte de deuda y el refuerzo de los fondos propios. 

OHL mantiene la cautela

“Al día de hoy no se alcanzado un acuerdo definitivo aún. Tan pronto como eso suceda la Compañía informará al mercado de las condiciones básicas de la operación y el reflejo que está tendrá en sus cuentas”, ha explicado OHL a la CNMV. 

El edificio Old War Office, en pleno corazón de Londres, fue sede del Ministerio de la Guerra de Reino Unido. OHL e Hinduja venían trabajando desde la adquisición, en 2014, en su transformación en un hotel singular, que será operado por la cadena Raffles. Las reformas están presupuestadas en unos 500 millones de euros. La participación del 49% en manos de OHL sufrió un ajuste de 47,6 millones en 2019. Fue ante las ofertas de adquisición recibidas entonces, que OHL creyó ajustadas a mercado.

Ahora todos los focos de OHL se centrarán en el Centro Canalejas. OHL cuenta con el 50%, mientras que el otro accionista es el propietario de Pker Stars, Mark Scheinberg. Un activo que siempre se ha especulado como otra vía de desinversión para poder seguir reduciendo deuda.