El hidrógeno que se produce con energía renovable, también conocido como hidrógeno verde, es una de las energía más prometedoras del futuro. Un recurso que acaparará 1.500 millones de euros de los esperados fondos europeos. Y las empresas ya se han 'puesto las pilas' para aprovechar este presupuesto. Enagás, EDF y Q-Energy han puesto en marcha un consorcio para desplegar en Madrid uno de los mayores centros de producción de hidrógeno verde en España. 

El primer paso se ha dado este mes de mayo en lo que han denominado 'Plan de Hidrógeno del Corredor del Henares', ya que el proyecto se desplegará en este cinturón industrial. El consorcio también integra a Madrileña Red de Gas, empresa de distribución de gas natural en Madrid, Fotowatio Renewable Ventures (FRV) y Framatome, empresa francesa de construcción, mantenimiento y desarrollo nuclear. Según los conocedores del proyecto a Vozpópuli, este proyecto también pretende captar a algún socio industrial y alguna empresa de transportes interesada en el consumo de hidrógeno verde. 

Alguno de los integrantes de este consorcio insisten que este plan está en una fase inicial. Pese a que las conversaciones más avanzadas se han centrado en la Comunidad de Madrid, las empresas han explicado su proyecto a representantes de la provincia de Guadalajara, la única región de este cinturón industrial que no se incluye dentro de la región que preside Isabel Díaz Ayuso

La valoración de este proyecto ronda los 200 millones de euros. Aunque dependerá de los niveles de demanda que encuentren en su puesta en marcha. Las fases de despliegue de esto proyecto se dividen en la construcción de las fuentes de energía renovable, la puesta en marcha de electrolizadores y la la búsqueda de demanda en la Comunidad de Madrid, que llegaría principalmente para el transporte tanto de mercancías como de pasajeros.

Transporte de Madrid

Una última fase para la que ya se ha puesto la primera piedra. La infraestructura casa con el reciente anuncio de los taxistas madrileños, en colaboración con FRV, Toyota España y Madrileña Red de Gas, de sustituir 1.000 coches tradicionales por vehículos de hidrógeno hasta el 2026. Además, desde este mes de marzo, Madrid ya experimenta con los primeros autobuses urbanos que se mueven con esta energía.

Los participantes de este proyecto esperan que en las próximas semanas se avance en el Plan de Hidrógeno del Corredor del Henares. “Está en una fase muy incipiente e inicial”, matizan desde una de las energéticas que lidera este proyecto. “Todavía no hay ninguna decisión tomada”, añaden. 

El hidrógeno será uno de los combustibles que más demanda generará a partir del fin de los coches de combustión.

El principal problema de esta negociación es que el Gobierno de la Comunidad de Madrid está en funciones. El encuentro entre el consorcio y la Comunidad de Madrid se celebró el pasado 19 de mayo, quince días después de la elecciones. El plan se presentó a la Subdirección General de Industria e Inspección y la valoración que se está haciendo por parte de la administración es que tiene “muy buena pinta”. 

En las próximas semanas, y ya con el Ejecutivo regional formado, se esperan avances en este megaproyecto de hidrógeno vende en el Corredor. El equipo de Ayuso debatirá el proyecto y le encargará a la consejería correspondiente el siguiente paso para acelerar este plan industrial.